jueves, 5 de mayo de 2016

¿Qué tengo que saber antes de instalar aire acondicionado?

La elección del aire acondicionado más indicado siempre estará sujeta a diferentes variantes, pero hay dos máximas que considero que hay que respetar siempre siempre siempre: acudir a un profesional homologado y apostar por la mayor eficiencia energética posible (A, A+, A++, A+++).

Este último punto es especialmente importante. Es un error común barajar diferentes aparatos según el precio de la máquina, pero eso no asegura que vaya a salir económico; más bien al revés. Lo normal es que el aire acondicionado barato sea un refrigerante caro de mantener. Todos los aires acondicionados vienen con una etiqueta de eficiencia energética; esta indica el consumo del aparato, que puede ser ALTO (D, C), MODERADO (B, A) o EFICIENTE (A+, A++, A+++). Bien, todo lo que no sea A para arriba, es tirar el dinero. Seguro que conoce a alguien que se prohíbe encender el aire acondicionado porque se le dispara la factura eléctrica. Créame, no quiere ser esa persona.
Recuerda: A significa AHORRO.
¿Qué necesita?
Solo refrigeración: Únicamente enfría. 

Bomba de calor: Sirve para refrescar y para calentar. Se aconseja solo en viviendas que pasen gran parte del día desocupadas, segundas residencias y hogares que no cuenten con ningún sistema de calefacción. Un sistema con bomba de calor no es mucho más caro que uno de solo frío y, además, calienta bastante más rápido que un radiador... pero solo es útil en climas cálidos. Cuanto más frío hace fuera, menos calienta.

¿Qué sistema se ajusta mejor a lo que necesita?

De ventana
Obra: Sí.

Ventajas: Instalación muy económica.

Desventajas: Ruido; feo; obra aparatosa (boquete en fachada), aunque sencilla.

Ideal para: Salones, habitaciones.
Obra: Sí.

Ventajas: Silencioso, estético y con menor gasto energético.

Desventajas: Instalación complicada, lo que eleva el coste.

Ideal para: Salones, habitaciones.
Conducto
Obra: Sí.

Ventajas: Un sistema para refrigerar todo el edificio o local. Estéticamente muy discreto y silencioso.

Desventajas: Alto coste de instalación, obra aparatosa y necesidad de falso techo.

Ideal para: Locales comerciales y oficinas.
Obra: No.

Ventajas: Fácilmente transportable.

Desventajas: Caro, ruidoso, poco potente y consume mucho.

Ideal para: Segunda residencia.

¿Qué potencia necesita?

Depende de dónde lo vaya a colocar. Un salón grande necesitará más frigorías (potencia) que un dormitorio individual, lógicamente. Un truco para saber, de forma estimada, las frigorías que requiere su estancia: multiplicar los metros cúbicos (m³) por 50.

Déjeme que le explique:
Saque los m² de la habitación multiplicando los metros de largo por los metros de ancho.

Calcule los m³ multiplicando el número de metros cuadrados por los metros de alto.

Multiplique los m³ de su estancia por 50 y obtendrá el número de frigorías que, más o menos, necesitará.

Otros puntos de interés
Si puedes, colóquelo en una pared que se encuentre orientada al Sur, que no recibe tanto calor del sol.

Existen diferentes filtros para combatir el asma, los malos olores, el humo del tabaco y para mejorar la calidad del aire.

Los aparatos de aire acondicionado son también excelentes para rebajar la humedad del aire.

Vía: Habitissimo