sábado, 7 de mayo de 2016

Pintar con spray

Para conseguir un resultado profesional conviene tener en cuenta una serie de consejos y trucos que nos ayudarán a obtener un buen acabado a la hora de pintar con spray.

Para aprender a pintar correctamente debe conocer el producto que va a utilizar. La pintura en spray se encuentra en un recipiente herméticamente cerrado (bote, lata) que además de la pintura o imprimación o barniz contiene un gas que la impulsa. Ambos elementos se encuentran a alta presión en su interior, por ello no se debe intentar perforar un bote de spray aunque parezca que está vacío ya que se corre el riesgo de que los restos de producto salgan disparados (como si agitara con fuerza una lata de cerveza antes de abrirla).

Si quiere un acabado de calidad necesita un producto de calidad, así de sencillo. Mejor comprar la pintura en spray en centros de bricolaje o directamente al fabricante. Para elegir la marca guíese por el “boca a boca”, busque valoraciones y referencias de la misma en blogs y foros.
Existen una gran variedad de tipos de pinturas en aerosol: esmaltes acrílicos, con base agua, pintura pizarra, pinturas especiales para electrodomésticos, radiadores, forja… así como imprimaciones y barnices. Elija una pintura que esté indicada para la superficie que vaya a pintar y el acabado que quiere conseguir (mate, satinado o brillante).
Es muy importante que lea toda la información del envase y que conozca el tiempo de secado al tacto, el de secado total, el de repintado con esa misma pintura y con otro tipo de pinturas. Si en el envase no se indicaran estos datos, búsquelos en la web del fabricante.
Para saber si va a necesitar imprimación previa, realice una pequeña prueba en una parte poco visible del objeto que vaya a pintar y deje que se seque al menos 24 horas (si son 48 mejor). Si pasado ese tiempo la pintura se puede desprender con facilidad (rascando con la uña por ejemplo), está claro que va a necesitar imprimación.
No siempre conviene lijar una superficie antes de aplicar la pintura en spray, se obtiene un mejor acabado si se pinta directamente sobre melamina, fórmica o plásticos, pero si que recomiendo lijar sobre maderas sin tratar, o tratadas con barnices y ceras, o muebles deteriorados que haya que masillar previamente.
Siempre hay que utilizar la pintura con spray en un lugar ventilado, mejor si es en el exterior (jardín o terraza). Si tiene que pintar dentro de casa que sea en una habitación que contenga alguna ventana que pueda abrir.
Si no cuenta con una zona exterior donde poder pintar y tiene que hacerlo dentro de casa, le recomiendo que utilice una caja de cartón para colocar dentro el objeto que vaya a pintar (si es pequeño) o un mantel de hule o plástico para colocar debajo si es un objeto grande.
Coloque el mueble que vaya a pintar sobre una pequeña base, ya que de esta forma nos aseguramos de que pintamos correctamente el lateral sobre el que se apoya. Además si es un objeto pequeño podremos ir girando la base para pintar de forma homogénea por todos los lados.
Para proteger los alrededores puede utilizar periódicos o plásticos pero normalmente si dirige bien la boquilla del spray hacia el objeto y mantienes la distancia mínima la pintura no tiene por qué ir más allá.
Cuando vaya a pintar con esmaltes acrílicos o pintura epoxi recomiendo untar el suelo y los objetos que se encuentren cerca de su zona de trabajo con crema hidratante (una marca barata o un envase caducado por ejemplo), de esta forma evitará que la pintura se agarre y será mucho más fácil limpiarla.
Para eliminar manchas de pintura sobre paredes, suelos o muebles tenga siempre a mano toallitas desmaquillantes. También resulta muy efectivo un producto que se llama “borrador mágico” y que se vende en supermercados.
A la hora de pintar con spray resulta imprescindible utilizar una mascarilla para evitar inhalar el gas del spray. Hay que tener en cuenta que para impulsar la pintura se utilizan gases como propano, n-butano, isobutano… ¿no querrás tenerlos en sus pulmones verdad?
Resulta recomendable utilizar unos guantes aunque la pintura sea al agua y fácil de limpiar ya que a veces se mete por dentro de la uña del dedo con el que está presionando el pulverizador, se seca y al final no resulta tan fácil de eliminar.
Si va a estar bastante tiempo pintando con spray, existe una pistola que se adapta al bote de pintura y que evita que se canse el dedo con el que aprieta el pulverizador.

Siempre hay que agitar enérgicamente el bote de pintura antes de empezar a pintar ya que los componentes más pesados de las pinturas se depositan en el fondo del spray, agitando el envase removeremos la bola de acero o vidrio que contiene el bote para facilitar el remezclado de los componentes con el gas. Por otra parte, el tiempo ha de ser el suficiente para asegurar que esta mezcla sea homogénea (un mínimo de 3 minutos).
Nunca dirija el primer chorro de pintura que salga del bote sobre la superficie que vaya a pintar ya que generalmente no es uniforme y puede producir salpicaduras, apunte hacia un trozo de cartón o papel por ejemplo.
A la hora de pintar con spray mantenga el bote en posición vertical o ligeramente inclinado, nunca lo ponga en posición horizontal encima de la superficie que vaya a pintar ya que incrementará el riesgo de que caigan gotas de pintura sobre él.
Coloque el bote de spray a una distancia de unos 20 ó 25 centímetros de la superficie a pintar (un poco más de un palmo), ya que si lo acerca más se producirá una acumulación de pintura (chorretón).
Con el bote realice movimientos suaves, como si su mano bailara un vals, yendo de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo. Si mueve la mano muy rápido se pueden producir salpicaduras (goterones).

Limpie frecuentemente las acumulaciones de pintura que se producen entre la boquilla y la lata, de lo contrario si inclina el bote sobre la superficie que está pintando pueden caer algunas gotas y estropear su trabajo de pintura.
Comience pintando las zonas de difícil acceso (rejillas, huecos, rincones…) ya que insistirá más sobre ellas para cubrirlas totalmente y si los alrededores ya están pintados, puede producirse el temido chorretón o diferencias de color y relieve.
Recuerde esta fórmula a la hora de pintar con spray: varias capas ligeras + correcto secado entre capas = un trabajo de pintura perfecto. Siempre es preferible realizar varias capas finas de pintura (aunque no sean totalmente cubrientes) que una sola, ya que de esta forma nos aseguramos un acabado mucho más uniforme y sin defectos. Además hay que respetar los tiempos de secado entre capas (por esta razón es necesario conocerlos), ya que de lo contrario pueden producirse pequeñas burbujas al no fusionarse correctamente la nueva capa con la anterior.

Si a pesar de haber tenido todo el cuidado del mundo se produce un chorretón o salpicadura, elimine el exceso de pintura con un pincel esponja o un rodillo poro cero si es un esmalte o de lana de pelo corto si tiene base agua, y una vez se haya secado pase una lija de grano fino, limpie el polvillo del lijado y vuelva a rociar una capa muy fina de pintura.
La principal desventaja de la pintura en spray es que genera bastante polvo. El polvo que se produce al pintar con spray es tan fino que casi no se ve, téngalo presente cada vez que vaya a iniciar un proyecto con pintura en spray.
Evite las corrientes de aire, aunque la zona ha de estar ventilada procure no pintar cuando haya viento que pueda transportar el polvo por toda la casa o encima de la superficie que está pintando, estropeando el resultado.
Para que el polvo no se extienda demasiado pinte siempre a ras de suelo, de esta forma solo no se elevará demasiado. En caso contrario se expone a que el polvo alcance los muebles y objetos que estén por debajo de la altura a la que está pintando.
No mantenga pulsada la boquilla de forma continua, es preferible que las pulverizaciones sean cortas ya que contra más tiempo estés presionando la boquilla, más polvo saldrá.
No se ponga a barrer alegremente la habitación una vez haya terminado de pintar porque lo único que hará es levantar más polvareda, primero espere a que el polvo se asiente, después pase la mopa con un trapo humedecido y seguidamente friegue el suelo.
Para limpiar la boquilla de restos de pintura coloque el bote de spray bocabajo, apoye la boquilla sobre una superficie firme (el suelo por ejemplo) y presione hacia abajo hasta que deje de salir pintura.