viernes, 13 de mayo de 2016

Las hamburguesas más chic de Madrid, en el New York Burguer.

¿Quién dijo que comer una hamburguesa necesitase un entorno fast, funcional o poco cuidado? ¿Por qué una hamburguesería no puede ser un símil de restaurante deluxe? Así lo demuestra el nuevo New York Burger, recién estrenado en Madrid. Ubicado en el barrio de Almagro, el nuevo local recoge la identidad elegante y sofisticada de esta zona de la capital, en la que predominan los edificios aristocráticos con la presencia de diversos organismos públicos y oficinas. De cuidar su interiorismo al máximo se ha encargado el estudio de Isabel López-Vilalta.

El elemento que define la identidad de local es una inmensa estantería de madera que permite dividirlo longitudinalmente y genera, a la vez, llenos y vacíos producidos por filtros de esterillado vegetal.
Este enorme mueble cumple una misión funcional y decorativa, pues además de organizar el espacio proporciona toques ornamentales mediante cactus y plantas en sus aperturas y puntos de luz cálidos.
La gran estantería divide el restaurante en dos ambientes: uno pensado para comidas informales y en grupo y otro para comidas más acogedoras y ‘de salón’.
La atmósfera que destila el nuevo restaurante busca la calidez, lo exquisito y la relajación de comer una hamburguesa en un lugar elegante. Todo ello se consigue gracias también a una luz muy estudiada y diseñada a propósito para este espacio, juntamente con la combinación de materiales empleados como la madera maciza y las paredes enteladas.

A todo ello se suma la sofisticación de elementos como las icónicas sillas Thonet (modelo s32) y el uso del latón alegoría del diseño artesanal de las Arts & Craft de principios del siglo XX. Como telón de fondo, una obra del artista Jazzberryblue y su interpretación del mapa de la ciudad de NY.

Para más información viisten: New York BurgerIsabel López-Vilalta + Asociados
Vía: diarioDESIGN