domingo, 22 de mayo de 2016

Hostal Drake Devonshire Inn

Hoy en nuestro blog de decoración, queremos dar un paso más allá y adentrarnos en una parcela del mundo de la decoración a la que no todo el mundo está dispuesto a entrar: la de la fusión de múltiples estilos. Nos centraremos en un proyecto de interiorismo capaz de aunar en un mismo espacio elementos retro, colores vivos, alguna pieza de estilo clásico y pequeñas pinceladas industriales. Todos estos conceptos tan dispares los podemos encontrar en un proyecto de decoración del hostal canadiense: el Drake Devonshire Inn.

El mundo del diseño de hostels vive una eclosión gracias al abaratamiento de los billetes aéreos que permite incluso a aquellos con los bolsillos más agujereados el viajar a lo largo y ancho del mundo. En esta ocasión nos trasladamos a Canadá, donde el estudio de diseño + Tongtong con base en Toronto ha sido el encargado de la renovación de un antiguo Bed & Breakfast a las afueras de Ontario. En mitad del campo, el Drake Devonshire Inn emerge como un fresco y contemporáneo hostal asentado junto a la desembocadura de un pequeño arroyo que cuenta con unas espectaculares vistas al lago Ontario y que aspira a convertirse en un punto de referencia del arte y la cultura local, tanto para visitantes como para los lugareños.
El Drake Devonshire Inn es una construcción hermana del popular Hotel Drake ubicado en el centro de la ciudad de Toronto. El nuevo hostal ocupa en cambio una antigua estructura del siglo XIX, y para su renovación, el estudio +Tongtong contó con la colaboración del grupo de arquitectos ERA para la eliminación de las barreras arquitectónicas que formaban parte de la construcción original, reemplazando la vieja estructura por una construcción más actual, aprovechando de paso los metros útiles de superficie al máximo.
Teniendo en mente el estilo de las tradicionales posadas británicas y los caseríos colindantes al lago, el equipo creativo se decantó por un diseño que fusionara lo antiguo y lo nuevo, eligiendo piezas de mobiliario, de iluminación y objetos del día a día que potenciaran el carácter hogareño tan característico de los hostales y casas rurales.
Un estilo ecléctico y contemporáneo define sus interiores. El arte y la cultura reina tanto en espacios comunes como en las propias habitaciones. Los colores vivos campan a sus anchas en las tres dimensiones, desde los suelos o las paredes hasta los accesorios y complementos decorativos. Un gusto un tanto arriesgado pero que ha conseguido todo un equilibrio cromático que aporta mucha frescura al ambiente y abre una nueva vía dentro de la decoración de hostales.
Una fusión de texturas, estampados y colores visten paredes y suelos. Podemos verlos en tanto en papeles pintados como en moquetas, pasando por baldosas y paredes de ladrillo. Una variedad de elementos que llena el espacio de energía y vitalidad.
Pequeñas muestras de arte y artesanía como cuadros y graffitis ofrecen el toque único y pintoresco a las zonas comunes, haciendo de esta posada todo un oasis de cultura urbanita local en medio del campo.
Un ambiente ocioso y lleno de vigor que acoge a todo tipo de clientela: Jóvenes y mayores pueden compartir un espacio dinámico y original que invita a pasar a la acción realizando visitas culturales o actividades deportivas en el lago que rodea el hostal, envueltos en el mágico espíritu local.
En resumen, el Drake Devonshire Inn se presenta como posada veraniega única para pasar unos días de relax en el campo y cómo no, de observar in situ un proyecto de decoración de hostales ecléctico y muy personal..

Para más información visiten: + tongtongHostal Drake Devon Shire 
Vía: Decofilia