sábado, 28 de mayo de 2016

Descubra todas las posibilidades de los armarios de resina

Uno de los problemas al que nos tenemos que enfrentar día tras día en casa es la falta de espacio para guardar. Ya sea en la cocina, en el dormitorio o en la habitación de los niños, parece que las cosas se multiplican y hay veces en que no sabemos dónde almacenarlas ni qué hacer con ellas. Hoy le traemos una solución práctica y eficaz: los armarios de resina.

Póngase en situación: nos adentramos de lleno en la primavera, llega el calor y, con él, el temible momento de cambiar la ropa de los armarios. Hay que guardar las prendas y calzado de invierno y sacar las sandalias y la ropa de verano. Pues bien, o tiene un armario descomunal que le permita tener toda su ropa ordenada al margen de la estación, o tendrá que buscar una forma de guardar lo que no usa. Ahí entran en juego los arcones y armarios de resina, una opción a tener en cuenta si el espacio libre no abunda en su casa.

Pero este tipo de armarios no solo son prácticos en esta situación, sino en otras muchas. Pueden servirle para guardar los enseres y útiles de limpieza, o las herramientas del taller o del jardín. También le ayudan a mantener en orden la despensa o los juguetes de los niños.

El caso es que son una solución rápida, práctica, barata y fácil de montar cuando necesitamos zonas de almacenaje. Además, son muebles todoterreno ya que le sirven para exterior e interior.

Las ventajas de elegir armarios de resina
La resina es un material plástico, rígido y resistente, que tiene muchas ventajas. Además de su precio, bastante asequible, y la rapidez con la que se compran, se montan y se instalan, los armarios de resina tienen otras ventajas que los convierten en una idea a tener en cuenta a la hora de buscar nuevos espacios para guardar.

Para empezar son modulares y están disponible en una gran variedad de formas y medidas para que pueda encontrar el modelo que mejor se ajusta al espacio donde quiera colocarlo. Suelen venir equipados con baldas regulables que le ayudan a provechar mejor los interiores.

Otra ventaja es la facilidad con la que se montan y se colocan en el lugar adecuado. En un momento compra el armario y usted mismo lo instala, por lo que no tiene que esperar a que nadie se lo monte.

Como la resina es un material muy resistente puede instalarse en el exterior, ya que no se deteriora por el sol ni la lluvia. Este tipo de armarios son perfectos para porches, terrazas y jardines.
Aunque la resina no resulta tan decorativa como otro tipo de materiales (no deja de ser un material plástico), cada vez salen al mercado modelos más especiales desde un punto de vista estético, con otros colores y acabados. Por eso, puede contemplar la posibilidad, en cierta medida, de colocar uno de estos armarios en el interior.

Tipo de armarios de resina
Hay una gran variedad de tipos de armarios de resina, con diversas formas y tamaños, para que pueda elegir el más adecuado en función de las características de lo que tenga que guardar o de donde lo vaya a poner.

– Escoberos. Son armarios de resina que suelen tener dos puertas y cuyo espacio está pensado para guardar los útiles de limpieza y también productos. En una de las puertas (sin divisiones interiores) se colocan las escobas y fregonas, mientras que en la otra parte del armario, provista de estantes interiores, se guardan los productos de limpieza.

– Armarios altos o bajos con baldas. Para utilizar como despensero y guardar todo tipo de objetos.

– Armario de colgar. Tiene la misma finalidad con la particularidad de que se cuelga a la pared con tornillos y así se aprovecha mejor el espacio en altura y se deja libre en el suelo.

– Arcones de resina. Si bien no son propiamente armarios, tienen una gran aceptación debido a su gran espacio de almacenaje. Pueden tener hasta 300 litros de capacidad.

¿Dónde ponerlos para utilizarlos a pleno rendimiento?
Los armarios de resina pueden tener muchas utilidades en una casa, por lo que podremos aprovechar al máximo sus ventajas. Eso sí, no son muebles pensados para decorar espacios interiores como salones o zonas de estar, vestíbulos o recibidores o dormitorios.

Aunque con el tiempo el diseño y los colores de estos armarios se han modernizado un poco, no dejan de ser de plástico, por lo que están relegados a espacios secundarios como el trastero, el garaje, el tendedero o los espacios exteriores.

En las zonas de exterior es donde mejor se utilizan, ya que resultan muy funcionales. Ofrecen un buen lugar para guardar todas las cosas que necesita en el jardín, desde herramientas hasta complementos de muebles de exterior, etc.) y no se estropean con los agentes climatológicos adversos. Ni la lluvia ni el sol los deteriora.

Por todo eso son una buenísima opción para tener en cuenta si tiene que ganar más sitio para guardar en casa.