domingo, 29 de mayo de 2016

Decorar un piso con estilo cálido e industrial, obra de Dröm Living

Hoy les enseñamos un proyecto de decoración que el grupo Dröm Living ha realizado con gran éxito, entendiendo perfectamente las exigencias de su cliente y adaptando su gusto a la posibilidad que le brindaba un estilo moderno e industrial.

LA NECESIDAD DEL INQUILINO
Amueblar y decorar su nueva casa recién construida situada en una zona tranquila con espectaculares vistas a la montaña cerca de Llavaneres. Quería convertir un espacio vacío, arquitectónicamente imponente, en un acogedor hogar con el que se sintiera identificado.

EL RETO DE DRÖM LIVING
Crear una atmósfera cálida sin romper con la línea minimalista de la arquitectura existente. Era clave la elección de un mobiliario que se integrara a la perfección con el entorno moderno marcado por líneas rectas, contrastes de material y una intensa luminosidad.

EL PROYECTO
El estilo
Manteniendo una línea general muy minimal incorporaron toques industriales combinados con materiales nobles como la piel, la madera y los textiles, para asegurar puntos de calidez.
La zona de comedor
La pieza central es la gran mesa redonda, diseñada por Dröm Living, con pie en X de madera de pino teñida con una veta muy marcada. La parte superior se hizo de chapa de hierro remachada con tornillos cromados. La completan un elegante grupo de sillas de piel que aportan la nota de color y calidez combinadas con sillas de diseño réplica de la silla Eames en negro y madera.
La zona de estar
En la zona de salón optaron por tonos gris piedra, manteniendo la continuidad con el hormigón del suelo, tanto en el sofá en L como en la gran alfombra hecha a medida. La gama de grises queda solo interrumpida por dos pinceladas en azul de los textiles que recuerdan la proximidad del mar. Aportando el punto cálido y sin huir de lo industrial, diseñaron una mesa de centro en 4 cubos de madera recuperada. Completa el espacio con distinción una lámpara trípode en negro y plata.
El rincón
Cerca del gran ventanal proyectaron un rincón que respira diseño y que invita a la lectura durante atardeceres privilegiados. Una chaise-long en piel, la mesa de diseño nórdico HAY, las iniciales del propietario diseñadas para la ocasión y el aplique de pared 265 de Flos forman el sofisticado conjunto.
La iluminación
Se cuidó especialmente para que, también de noche, la luz fuera protagonista en el espacio. En la escalera se optó por la lámpara Random que llena el espacio vacío creando una textura de luces y sombras. En algunas ventanas se ubicaron estores solares de color gris antracita para controlar, de día, el flujo de luz natural directa.
El exterior
En la zona de terraza se ubicó una gran mesa rectangular y un banco a conjunto hechos a medida por Dröm Living con madera de pino recuperada y remaches de hierro cerrando así el cálido conjunto arquitectónico minimal-industrial.

Para más información visiten: Dröm Living