martes, 10 de mayo de 2016

Cocina en isla diseñada por Santos Sabadell.

Ésta es una cocina en isla para una familia de cuatro miembros, diseñada y realizada por Santos Sabadell, siguiendo las directrices de sus propietarios que querían una cocina práctica y versátil, con capacidad de almacenaje y en la que pudiesen disfrutar mientras cocinaban o en sus momentos de ocio.

El aspecto limpio y neutro del espacio proviene de la combinación de un mobiliario sin tiradores y con los frentes lisos: los modelos Karmel e Intra de Santos, un factor clave cuando se abre a otras estancias de la casa. El elegante acabado gris arena de los frentes se alía con la naturalidad de la barra de madera de la zona de desayunos y las estanterías. Por otra parte, el color blanco presente en muebles altos, encimeras, paredes y techos contribuye a aumentar la luminosidad de la estancia, que recibe abundante luz natural a través del cerramiento acristalado que conduce a una terraza exterior.
A pesar de disponer de una estancia de generosas dimensiones, se ha propuesto una distribución que potencia el disponer de más espacio libre sin que ello signifique perder capacidad de almacenamiento. De esta manera, el mobiliario se ha dispuesto en forma de L a lo largo de dos paredes: un lineal formado por muebles columna, bajos y altos, en el que se aglutinan las zonas de preparación, lavado y almacenaje, y otro lineal en el que se ubica una composición de columnas que, en un espacio reducido y organizado, reúne varios electrodomésticos y módulos de servicio.
Para completar el equipamiento, en el centro de la cocina se sitúa una gran isla con placa de inducción y barra de desayunos, que se convierte en el centro neurálgico del espacio. Además, en su cara interior incluye dos módulos portaplaca organizados en tres niveles de cajones, diseñados para facilitar la organización y ofrecer más capacidad de almacenaje, mientras que, alejándose de la estética tradicional de una isla de cocina, en su cara exterior incluye una estantería abierta, tres módulos de servicio y una barra de madera.
Sobre las zonas de lavado y preparado, se han dispuesto tres módulos vitrina con abertura basculante, que permite que las puertas se mantengan siempre abiertas en la posición deseada y sin entorpecer el trabajo en la cocina. A la derecha de esta zona, se ha dispuesto una nueva estantería abierta. Mientras que a la izquierda, se han ubicado un armario con puertas coplanares y el frigorífico integrado. El armario, además de ofrecer espacio de almacenamiento, también incorporan una zona de trabajo auxiliar con enchufes e iluminación propia, ideal para utilizar pequeños electrodomésticos sin cambiarlos de lugar.
La campana empotrada a techo es una solución que evita los obstáculos visuales, contribuyendo a lograr un ambiente mucho más diáfano y ligero.

Para más información visiten: Santos Sabadell