domingo, 1 de mayo de 2016

1956: Silla Grand Prix de Arne Jacobsen para Fritz Hansen

La silla Grand Prix fue diseñada por el arquitecto y diseñador danés Arne Jacobsen en 1956 y presentada por primera vez el año siguiente en el Museo Danés de Arte y Diseño de Copenhague, en el marco de la Exposición de Primavera de las artes y artesanía danesas.

Originalmente denominada como “modelo 3130”, la silla cambió de nombre tras ganar el Grand Prix en la XI Trienal de Milán en el año 1957, premio del que tomó su actual denominación.

Se trata de una silla de madera contrachapada ligera y apilable, destacable sobre todo por la característica y reconocible forma de su respaldo. La Grand Prix originalmente venía con patas de madera, aunque más tarde se sustituyeron por las de metal cromado en el que Arne Jacobsen empleó en el modelo 3107 de 1955, en cuyo diseño se inspiró para su construcción y con la que comparte una clara similaridad, así como la parte inferior del asiento.

No obstante, gracias a los nuevos métodos de producción, la silla también está disponible hoy en día con las patas de madera según su diseño original, lo que le da un aspecto más cálido.

Con unas medidas de 50 cm de ancho, 52 cm de profundidad y 78 cm de altura, la silla Grand Prix se encuentra actualmente en multitud de acabados, desde madera barnizada de roble o nogal, hasta versiones lacadas a poro abierto en multitud de colores o tapizadas en tela o cuero.

La silla combina elegancia y sencillez, convirtiéndose en el foco de cualquier estancia donde esté presente, lo que la hace idónea tanto para mesas de comedor como para la decoración de oficinas, salas de reuniones u hogares. Está distribuida en exclusiva por la firma Fritz Hansen.

Para más información visiten: Fritz Hansen
Vía: Decofilia