martes, 19 de abril de 2016

Una zona de día de espacios fluidos, por Urgell Arquitectes

Urgell Arquitectes acometió la reforma de esta vivienda, ubicada en Pedralbes, un barrio de la zona alta de Barcelona, teniendo como punto de partida una situación diferente a la de otras propuestas que habían llegado a su despacho. En este caso, la distribución original de la vivienda ya respondía a muchos de los requisitos de su propietario y, por ello, la reforma se centró principalmente en la zona de día.

La intervención ha convertido esta parte de la vivienda en un amplia y luminosa estancia de más de 70 m2, donde la antigua cocina de generosas dimensiones se ha incorporado a la sala de estar de forma elegante y discreta. En la zona de cocina, se ha conservado la entrada de servicio original, perfectamente integrada a través del material de revestimiento de la pared y delatada únicamente por la cerradura y la mirilla. La abertura de este espacio también ha permitido la conexión entre las fachadas anterior y posterior, dejando que la luz fluya sin interferencias físicas.
Para crear un ambiente homogéneo, la cocina se ha convertido “en una parte más del salón, es un objeto que se pretende elegante, estilizado y noble, por ello el uso de la encimera de basalto negro, que se funde perfectamente con el revestimiento de madera de roble con acabado mate”, explican desde el estudio de arquitectura. Con la intención de que la cocina no ofrezca una imagen convencional, los armarios se han mimetizado con el mismo panelado de madera de roble, que tiene continuidad en el recibidor.
La madera crea una sensación de espacios fluidos y continuos, que se enfatiza con las lamas de madera de roble que se han utilizado para señalar la zona del vestíbulo, sin llegar a crear un recibidor completamente independiente, creando un sugerente juego de luces y sombras.
También de roble es el parquet. Con él se ha buscado “limitar el espectro cromático de la vivienda a la vez que dotarlo de una calidez que se ve potenciada por la utilización de tiras de luz LED que bañan las superficies de madera”. Como contraposición cromática y matérica, una gran estantería lacada en blanco ayuda a potenciar la luz que entra a través de las cristaleras de la sala de estar.

Para más información visiten: Urgell Arquitectes