sábado, 16 de abril de 2016

Soluciones de vidrio para la pared frontal de la cocina

La pared frontal de la cocina (splashback) es una de las zonas que más tienden a mancharse debido a grasas, vapores y salpicaduras que inevitablemente se producen al cocinar, por lo que es muy importante que esté revestido de un material que sea fácil de limpiar y que pueda aportar un toque decorativo al diseño. 



Entre los materiales que se pueden emplear, además de las cerámicas y azulejos, granitos y cuarzos, paneles lacados, acero inoxidable, microcemento o metacrilatos, están los vidrios o cristales, que pueden ser transparentes, lacados de colores o con impresiones de fotos o imágenes.
Incluso se puede optar por vidrios templados si se quiere una mayor resistencia a los impactos, aunque normalmente no es necesario si se tiene un mínimo cuidado, ya que se trata de un elemento vertical con el que no debe haber ningún contacto directo.
Como se ve en éstas bonitas cocinas, hay muchas ideas para proteger la pared con vidrio de una manera decorativa y duradera.
Por lo general, el vidrio se coloca sobre el copete de la encimera, pero igualmente puede ser instalado directamente sobre ésta y sellando muy bien las juntas.

Aunque lo más usual es colocarlo entre la encimera y la parte inferior de los muebles altos, se puede utilizar como revestimiento de toda la pared o en zonas amplias donde solo esté ubicada, por ejemplo, una campana decorativa. 

Una estupenda solución que vale la pena tomar en cuenta.

Vía: Cocinas con estilo