viernes, 15 de abril de 2016

Restaurant AIUEnO por MIEL Arquitectos

Este proyecto es el fruto de una inconsciencia mezclada con mucho de admiración. La inconsciencia por parte de los clientes, Neus y Kenji del equipo de Can Kenji, al encargarle su nueva taberna japonesa "izakaya" a un equipo que jamás ha diseñado un restaurante ni tan siquiera ha estado en Japón. La admiración es de Miel Arquitectos por una cultura tan desconocida como adulada. 


Y cuál es su Japón? El de los videojuegos y las luces de Tokio, el japón de Frank Lloyd Wright, in the mood for love, la admirada tradición de reconstruir periódicamente algunos templos para preservar el tacto y el olfato en su percepción sensorial, la casa Sugimoto y como no "el elogio de la sombra" de Tanizaki.

Todo ello sin orden ni pretensión, unido a una sana obsesión que practicaron por las Atmosferas de Peter Zumthor ha acabado siendo el AIUEnO.
Luego vino resolver un desnivel de 85cm entre la calle y el interior, allí entraron los aseos para hacer de la desventaja virtud desplazándose desde casi el fondo del local hasta la entrada y asumiendo el protagonismo alegórico-lumínico del espacio, a la vez que aportaban la imprescindible accesibilidad a la taberna.
¿Los materiales? El roble, el Shōji, la moqueta a expensas de tatami, la cerámica y la iluminación, de brillos más que de luz... insinuaciones que danzan muy quietas por todo el local, a diferentes alturas, con reflejos dorados y cuerpo de un azul noche casi negro.

Y para sentarse 2 barras, la primera panorámica en diagonal descendente hacia la otra, conectando a la vista lo que la preexistencia separaba y 2 mesas, una resguardada, casi escondida y la otra compartida, con 13 patas por si acaso.

Pero no fue hasta 1 mes antes de la inauguración, cuando Kenji y su equipo se hicieron fuertes en la cocina tras una membrana de plásticos, que comenzaron a volver a su sitio.

El Arte del AIUEnO acontece en sus fogones y Miel Arquitectos tan solo han construido el aire alrededor de la exquisita calidad de sus platos. Buen Provecho a todos... Itadakimasu! 

Para más información visiten: MIEL Arquitectos