sábado, 16 de abril de 2016

Nuevo juego de materiales en una casa de 1860 por Naturehumaine

Este proyecto de reforma y ampliación del estudio canadiense naturehumaine se llevó a cabó en una antigua residencia construida a los pies Mont-Royal (Montreal) en torno a la década de 1860 por el doctor McCulloch quien, más tarde, daría nombre a la avenida donde se levanta. Posteriormente, la casa fue dividida en dos viviendas.

La reforma, realizada por el estudio que dirige Stéphane Rasselet, consistió en la ampliación de una de ellas para que los propietarios pudieran disponer de una nueva cocina y un taller de trabajo. La forma del nuevo volumen -semejante a la punta de una flecha- responde a la forma angular del terreno mientras que los materiales de color negro hacen referencia a las obras de arte realizadas por el propietario (un artista que dibuja con lápiz de grafito) e interactúan con las piedras grises de la casa centenaria.
Como una escultura, la planta baja de ladrillo actúa como una base para el estudio, recubierto con un revestimiento de zinc negro. Pantallas verticales de acero proporcionan intimidad en el ángulo de la calle, al tiempo que muestran los bosques de Mount-Royal detrás.
En el interior, se prestó gran atención a la transición entre los materiales -una fórmula que caracteriza el trabajo del estudio- para fomentar una percepción que fluye de las viejas y las nuevas secciones. La idea fue mantener los elementos originales de la casa mientras se incorporaban otros modernos como la escalera principal y el mobiliario integrado de madera de abedul ruso.
Descubierta durante las reformas, la pared de madera cuadrada es la pieza principal del comedor, aportando un color intenso y su superficie imperfecta. En la zona ampliada, la atención se centra en el bloque azul petróleo que se utiliza como espacio de almacenamiento en el lado de la cocina y para las bicicletas y los monopatines en el lado de la entrada secundaria de la casa.

Para más información visiten: naturehumaine