lunes, 11 de abril de 2016

Madera Tzalam

Características: La madera de Tzalam es una madera pesada y dura, y presenta dificultad para trabajar manualmente y con cierta maquinaria. Ofrece un acabado muy bueno y es fácil de pulir así como de laquear y pegar. Su clavado y atornillado requiere taladrado previo. Es reconocida en el mundo por su increíble tonalidad.

Color: Duramen color café claro a oscuro con matiz cobre. Sus vetas varían de pronunciadas a suaves.

Textura: Mediana / Superficie lustrosa

Distribución Geográfica: El tzalam se puede encontrar en México, América Central y el Caribe.

Secado: Madera seca al aire tarda entre 90 y 150 días. En estufa lleva un tiempo moderado sin presentar problemas.

Durabilidad: Es una madera altamente resistente al ataque de hongos e insectos.

Vicios ocultos que debemos de tomar en cuenta antes de comprar maderas tropicales:
Parota, Primavera, Rosa Morada, Tzalam y Pukte

Revisar el tipo de aserrío de la madera en cuanto a la orientación del corte:

Hablando de maderas tropicales, existen una serie de acciones que contribuyen a la óptima utilización de estas maderas en la carpintería. El más importante es el aserrío ya que está situado en el principio del proceso de transformación de la madera.
Una vez que se quiere trabajar la madera de forma específica con maquinaria de precisión y rapidez, una madera mal aserrada y que no proporcione despieces bien orientados ocasiona perdidas de materia prima y no permiten realizar trabajos de buena calidad.
Las ventajas técnicas que presenta un aserrado que ofrece despieces bien orientados son:

 Su alto rendimiento

La obtención de piezas radiales que tienen una estabilidad dimensional mejor, lo que permite reducir los problemas que se producen en el secado (torceduras, curvados,...)
Desperdicio en grueso:

Si el aserrío es malo, la tabla o tablón no va a presentar un grueso parejo a lo largo de la pieza. Esto va a generar una merma importante en el momento de cepillar la pieza, para nivelar las partes. Muchas veces las sierras con la que se asierra son muy angostas y tienden a dejar la tabla con ondulaciones, lo cual nos da un grueso irregular.

Desperdicio en ancho:

Ya que las waldras son la mayoría cortadas con motosierra, las piezas generalmente están descuadradas. Esto genera perdida en piesaje debido a la variación que tiene una misma pieza en los anchos.
La madera mal aserrada y además que sea de waldra de mala calidad virtualmente nos va a generar un menor rendimiento. Lo que pareciera en un inicio un gran ahorro en precio al final nos va a generar mayor perdida. Muchas veces los carpinteros o diseñadores no valoran este tipo de características cuando compran la madera, pero después se ve reflejado en su bolsillo.

Por eso es recomendable siempre comprar madera de un buen aserradero, con infraestructura de punta para evitar mermas.
Tomen en cuenta a la hora de comprar madera de waldra que no sea de centros del árbol. La madera de esta parte del árbol tiende a reventar más fácil y generar mayor desperdicio.
Si la madera está seca al aire tiene los siguientes riesgos:

La madera seca al aire es muy común, y mucha gente piensa que es tan buena como la madera estufada para la fabricación de muebles y gabinetes, pero en realidad no lo es.

La madera seca al aire puede alcanzar un Contenido de Humedad de Equilibrio o EMC por sus siglas en ingles de entre un 18% a un 20%. La madera seca al aire también presenta un EMC variable a lo largo de la pieza. Es decir, unas partes de la tabla tienen cierto % de humedad y otras partes presentan un % distinto.

Esto significa que los muebles y gabinetes hechos con madera seca al aire, van a tener madera que continúa relativamente mojada y va a continuar secándose y encogiéndose al momento de ser instalados en un ambiente controlado con un contenido promedio de humedad más bajo, como el de una casa, que usualmente ronda sobre el 7%. Al perder más de su humedad para alcanzar el EMC de la casa a un ritmo no controlado, esta madera tiende a torcer y tronar.

Cabe mencionar que la madera que seca al aire que encontramos en los distintos mercados, presenta un precio más económico en comparación a la madera estufada, pero con mayor riesgo.

EJEMPLO PROCESO DE SECADO AL AIRE:
Que es el estufado de madera (Kiln dried):

El estufado es un proceso que permite a la madera alcanzar un nivel extremadamente bajo de contenido de humedad en un ambiente controlado. Cualquier madera
 va a continuar expandiéndose y contrayéndose en un ambiente controlado como el de una casa, pero la madera estufada lo va a hacer en un rango más reducido ya que su Emc ronda el 12%, y además no reacciona tanto a los cambios de humedad. 

Recomendación: Comprar madera estufada, aunque en un inicio el costo es más alto a la hora de realizar los trabajos nos da mejores resultados.
GLOSARIO:

Gualdra: Madera sólida en cuadros que ha sido cortada por los 4 lados, pero aún no ha sido seccionada por una sierra. Por este motivo esta pieza de madera todavía conserva el corazón del árbol. Al seccionar esta madera se obtienen tablas, tablones y hasta vigas.
Secado al aire: Es la forma de secado de madera más económica. Consiste en apilar las tablas o tablones de modo que el aire circule entre ellas. Las desventajas son el largo tiempo de secado, la influencia negativa en las estaciones del clima, y un porcentaje de humedad final que sigue siendo alto. 

Cámara de secado (Dry Kiln): Recinto cerrado donde se introduce la madera para iniciar el proceso de secado. Dentro de la cámara de secado se controla la ventilación, la temperatura, la humedad relativa así como la de la madera y se monitorea constantemente para poder obtener un proceso adecuado.

Estufado de madera: Proceso artificial mediante el cual se seca la madera.

Proceso de corte en un aserradero: Corte de una pieza de madera mediante un aserradero

Proceso de corte de una gualdra mediante motosierra: Corte de gualdras, tablas y tablones con motosierra. Ofreciendo un corte irregular en gruesos y de baja calidad.