martes, 5 de abril de 2016

Logre un mármol reluciente y duradero

El mármol es una de las piedras preferidas para la construcción y la decoración. Se trata de un material noble que da un toque distinguido a sus ambientes y dura varias generaciones. Pero para eso, debe mantenerlo limpio con técnicas que permiten conservarlo durante años. Al ser un material poroso, el mármol absorbe las manchas fácilmente. La buena noticia es que esas manchas pueden ser eliminadas con éxito si actúa rápido. Cuanto más tiempo pase, más se absorbe el líquido y más difícil es eliminarlas de la piedra.

El método de limpieza más conocido es pasar un trapo o esponja con agua y jabón. Pero si las manchas son más profundas, debe aplicar otras técnicas. Cuando el mármol se pone oscuro o amarillento, una opción es mojar una esponja o cepillo en agua y vinagre.
Muchas veces, las lámparas de metal dejan una huella de herrumbre en la superficie que parece imposible de eliminar. Para esto, los especialistas recomiendan agua y limón. Pero, mucho cuidado, el vinagre y el limón son infalibles siempre que los use bien. De lo contrario, esta técnica casera puede arruinarlo todo. Estas sustancias deben rozar apenas la superficie, porque son corrosivas y pueden penetrar en la piedra.
Pasos
Aplique la mezcla en la zona afectada.

Frote suavemente durante unos minutos.

Enjuague con un jabón más suave hasta que el óxido salga completamente.
Técnicas de protección

El mayor problema del mármol es que se trata de una superficie porosa que absorbe rápidamente los líquidos y es sensible a cualquier ácido. Para contrarrestar esto, mucha gente aplica una capa de cera. De esta forma, la textura se vuelve más suave y fácil de limpiar. 
Sin embargo, tendremos que tener cuidado porque una capa demasiado gruesa puede tornar el blanco en amarillento. Si aplicó esta técnica y está arrepentido, no es demasiado tarde. Existen productos especiales para quitar la cera que puede adquirir en cualquier establecimiento de limpieza. Limpie la superficie dañada con una esponja enjabonada. El mármol recuperará su blancura natural.

Según el ABC del Instituto del Mármol de América (Marble Institute of America), éstos son algunos consejos para mantener el mármol en buen estado:
Saque el polvo a los suelos de mármol con frecuencia.
Limpie las superficies diariamente con esponja y detergente común.
Seque siempre la superficie después de limpiar con agua.
No use vinagre y limón con demasiada frecuencia. Cuando lo haga, vuelva a limpiar la superficie.
No mezcle lejía con amoníaco porque esta combinación puede ser tóxica.
Evite los limpiadores abrasivos (que se usan frecuentemente para las bañeras).

Trucos de limpieza
El vino, sobre todo el tinto, deja una estela que parece imposible de quitar. Sin embargo, si usa tres cucharadas de bórax en un vaso de agua, la mancha desaparece. Lo mismo se usa para eliminar el café. Las quemaduras de cigarrillo, en cambio, son imposibles de quitar. En ese caso, la única solución es pulir la superficie hasta que desaparezca la quemadura.
Si el mármol luce amarillento, la solución es el cloro líquido suavizado o algún producto a base de cloro. Pero al igual que el vinagre y el limón, el cloro tiene que permanecer poco tiempo en la superficie.
Lo mejor para limpiar esta piedra porosa es el cepillo. La esponja se utiliza para manchas superficiales. Si le cuesta mucho sacarla, lo ideal es un alambre de aluminio. Use el trapo de alambre suavemente para no dañar la textura de la superficie.