martes, 12 de abril de 2016

La madera en el baño: dónde, cómo y cuál poner

Hasta hace muy poco apostar por la madera en el baño era de lo más arriesgado, su gran porosidad hacía que esta se estropeara fácilmente. Pero en la actualidad, gracias a avances tecnológicos a base de eficaces tratamientos selladores contra la humedad, sistemas de ventilación de gran eficiencia y pinturas poliuretánicas, además de la introducción de las maderas tropicales en el mundo de la decoración, es posible poner madera en el baño sin ninguna reserva.

La madera es tendencia, es el material del momento, tanto que se ha colado en todos los rincones de nuestro hogar, incluso en el baño. Hoy le contamos dónde, cómo y qué madera poner en el baño.
La necesidad de disponer de espacios salubres para los baños nos ha llevado a crear ambientes extremadamente fríos de aspecto casi quirúrgico, que sean fáciles de limpiar y en los que pocos bichos puedan crecer. Pero con la llegada de los tratamientos impermeables por un lado y los procesos selladores por otro, se nos abre la posibilidad de tener baños con un look más natural y acogedor.

Esto nos permite agregar materiales como la madera y una bella manera de aplicarla es forrando las paredes con este hermoso material, aportará suavidad y textura. Existen infinidad de elecciones, paneles de madera bruta o pulida, que dejen una bonita veta al descubierto o revestimientos de pared a base de lamas, con ello dotará de personalidad a su baño.

Además usando esta técnica tiene la posibilidad de ocultar todas aquellas tuberías que quedaban a la vista. Escoja el color de madera, el dibujo y la disposición (vertical u horizontal) que mejor se adapte a su decoración, úselo en tantas paredes como le apetezca, excepto en la zona de la ducha o bañera. Una vez instalados, siempre puede repintarlos con algún color de moda, no perderá el confort que da la madera y agregará luminosidad y frescura al espacio.

Aplíquela en los muebles
No hay nada más agradable y relajante que incorporar madera natural en el baño, es por eso que en los spas se nutren de este material para decorar sus espacios. Una manera muy sencilla de conseguir este efecto en el baño es colocando muebles de madera maciza natural, cuanto más bruta sea más conseguirá recrear este ambiente reconfortante que buscamos.

Revista sus suelos con madera
Pero, sin duda alguna, la forma más natural de agregar madera en un espacio es en el suelo, además es una muy buena manera de conseguir esa deseada continuidad entre ambientes. Se acabaron las diferencias de materiales entre baño y dormitorio o salón y cocina, ahora tiene la oportunidad de aplicar madera natural en el suelo, siempre y cuando use un buen tratamiento sellador y tenga una buena ventilación.

Esto le permitirá tener un baño abierto al dormitorio y gozar de luz natural en todo el ambiente, conseguirá una sensación de descanso en ambas zonas, y su higiene diaria se convertirá en un placer.

Úsela en los pequeños accesorios
Si la idea le gusta, pero de momento no lo tiene claro, piensa que tanta madera conseguirá agobiarle o aún tiene dudas de cómo la madera logrará soportar tanta humedad, entonces puede aportar suavidad y relax a través de pequeños complementos de madera.

Ya sea un taburete, una escalera toallero o unas baldas de madera natural bruta, todos estos detalles compensarán la frialdad de un baño típico forrado con baldosas, aportando textura y sedosidad.

Un baño neorústico con toques de madera
La madera la puede aplicar totalmente a su gusto, es un material tan versátil que se adapta a cualquier tendencia decorativa. Si queremos un look nórdico podemos crear un arrimadero de madera y pintarla con pintura poliuretánica blanca.

Para un hogar tipo loft abriremos el baño al dormitorio creando un solo espacio, usando la misma madera en ambos ambientes. Pero si le apetece el estilo de moda, un baño neorústico, entonces combinaremos materiales, encalaremos una pared, forraremos otra con mosaico y agregaremos detalles de madera bruta como una mini balda para el jabón y un taburete. También colocaremos cestas de mimbre, textiles de lino y por supuesto unas vigas de madera.

Para conseguir este aspecto tan natural lo más importante no es la cantidad sino la calidad, se trata de aplicar madera que evoque ese toque rústico sin apenas esfuerzo, para ello lo mejor es la madera sin tratar.

Si tiene la fortuna de vivir en un hogar que ya tiene vigas antiguas, no tendrá que recurrir a demasiados elementos adicionales para recrear este ambiente, solo debe combinarlo con complementos más modernos y actuales para conseguir este estilo.

Baños Shabby Chic llenos de encanto
Donde más se echa de menos el confort y la calidez es en el baño, es una pena que nos esmeremos un montón para tener un hogar super acogedor y el baño tenga ese aspecto tan desangelado. Pero con la entrada de estos nuevos materiales y tratamientos podemos conseguir ese hogar perfecto con una decoración completamente acabada.

Puede que en el look Shabby Chic sea donde más necesitemos aportar esa calidez, y veamos más diferencias de estilo entre el resto del hogar y el baño. Para solucionarlo empezaremos poniendo unos suelos de madera en tonos grises, y agregaremos unos revestimientos panelados de pared del mismo material, aunque estos los pintaremos en gris.

Y finalmente agregaremos muebles de líneas clásicas aunque sencillas en tonalidades neutras y claras para acabar el conjunto y dar luminosidad. A partir de ahora ya no nos llevaremos un sobresalto al pisar el suelo de baldosa cuando salimos de la ducha, aunque hay que recordar que es importantísimo un concienzudo sellado y un tratamiento antihumedad.

Mezcle la madera con otros materiales y texturas
La neutralidad de la madera la hace un material perfecto para compaginar con otros materiales, texturas y colores. No tenga miedo en combinarlo con otros revestimientos y crear paletas cromáticas complejas, siempre y cuando estas mezclas sean armoniosas, no tiene porque usar únicamente madera en su estilismo.

En función del aire que quiera dar a su baño conjunte unos materiales y colores, por ejemplo, para un baño con un estilo nórdico puede coordinar baldosa biselada blanca de metro, madera clara para el suelo y paneles de madera pintados en blanco para la pared.

En cambio para un espacio neorústico mezclar paneles de madera natural pulida clara con vetas y microcemento pulido es todo un acierto. Y para los baños Boho Chic usaremos madera de roble oscura en los suelos, baldosa hidráulica con estampados florales y detalles en dorado.

Como ve este material nos permite infinidad de posibilidades y elecciones, usted ¿por cuál se ha decidido? ¿Pondría algún elemento de madera en el baño? En cualquier caso, para que su proyecto sea todo un éxito, tome nota de estas reglas que exponemos a continuación.

Escoja una madera adecuada, lo más resistente a la humedad posible, que venga con un tratamiento hidrorrepelente impermeabilizador, si no lo lleva deberá aplicárselo, es un producto transparente que se pone en toda la superficie y luego se proceda a sellar con una pasta flexible especial.

Debe ser constante en el mantenimiento de los revestimientos, aplique un tratamiento efectivo contra la humedad, y renueve barnices. Y en el día a día tenga la precaución de secar bien las superficies que entren en contacto con el agua.

Vía: Decoesfera