domingo, 24 de abril de 2016

Hoteles modernos: Pavo Boutique (Hong Kong)

En nuestra constante búsqueda de interiores con un diseño novedoso, hemos encontrado en esta ocasión el Hotel Pavo Boutique ubicado en Hong Kong y creado por el estudio FAK3. Los diseñadores supieron ver en este edificio de 10 plantas y casi 50 de vida, una oportunidad para introducir esta marca hotelera dentro del ramillete de los hoteles modernos. Veamos la fórmula que han llevado a cabo para conseguir otorgarle un plus de estilo y clase a la decoración.
Iluminación
Si hay un elemento determinante en la decoración de este hotel, no podemos decir otro que no sea la iluminación. Ella se encarga de crear un ambiente único que define el clima que se respira y la marca de empresa.Una oscuridad interrumpida por toques de luz estratégicamente situados. Los destellos de luz se concentran en determinados puntos para marcar el camino y guiar la mirada de los clientes allá donde los diseñadores han considerado oportuno. Podemos ver tiras de led ente los muebles y emergiendo de las paredes y techos, apliques ofreciendo un suave haz de luz y apliques con formas hechas a medida dando luz por todo su volumen, lámparas de cristal creando un foco de atención y dando iluminación puntual en la zona de ordenadores. Todo ello con un extra añadido. el color que ofrece la iluminación led; en este caso en tonos lilas y morados. Podemos comprobar cómo, una vez más, la esencia del interiorismo se basa en la luz.

Materiales

Ya hemos visto que la iluminación es la protagonista de este proyecto de interiorismo, pero sin un “equipo” detrás, poco puede hacer la luz en un espacio. Sin nada que iluminar, la luz no tiene sentido, así que en este caso, los diseñadores han optado por materiales de gran empaque como el mármol que recubre suelos y paredes de las zonas comunes y de los baños de las habitaciones. Paredes con revestimientos que recuerdan a ladrillos gracias a su despiece y suelos de madera oscura que aportan el toque cálido en esta decoración tan moderna.

Mostrador

Si algo tiene que llamar la atención de los clientes que entran por primera vez en un hotel, tiene que ser el mostrador. Además de dar la bienvenida a los nuevos huéspedes, también ha de ser vistoso, después de la entrada, es el reclamo y punto de atención. Además, define el resto de la decoración, comportándose como un pequeño adelanto de lo que está por venir. Los diseñadores lo saben bien y han creado una recepción ovalada con una envolvente de anillos metálicos superpuestos que van decreciendo en grosor según bajan en altura. Y entre ellos, nuestra amiga la iluminación para resaltar el mostrador como se merece.

Habitaciones

En el hotel existen dos tipologías de habitaciones en lo que a decoración se refiere, éstas se diferencian por su ambiente, una en tonos oscuros y otra en claros.

El claro ofrece un ambiente más natural y luminoso. Aunque su techo es oscuro, las cortinas de color arena, los cojines en tonos blancos y tostados y los diferentes muebles como armarios sillones y cabeceros de cama también en tonos blancos. Y cómo no, una tira de oculta en el falso techo ilumina las cortinas y otras las baldas de la vitrina.
Por otro lado, la habitación más oscura ofrece un ambiente más serio y masculino. En este caso el techo es blanco mientras que sus paredes, suelos y muebles son oscuros. Sin embargo, no por ser oscuro, el ambiente resulta menos apetecible. Su iluminación tenue y acabados sobrios destila un ambiente confortable que incitan al descanso.
Como veis, en cuestión de decoración contract hay una gran variedad y los hoteles modernos se han puesto las pilas, ofreciendo el mejor interiorismo para los amantes del diseño.

Para más información visiten: FAK3 
Vía: Decofilia