miércoles, 27 de abril de 2016

DIY: estantería de madera y cuerdas

Hoy le propongo ponerse manos a la obra para crear su propia estantería totalmente personalizada. Una estructura con varias baldas, las que quiera y del tamaño que prefiera, para la que sólo necesitará unas cuerdas y madera. Es perfecta para decorar ambientes nórdicos y también vintage, dando un toque muy chulo a la estancia gracias al uso de la madera y la textura de la soga. Le traigo varias propuestas para que tome inspiración, pero primero vamos con el proceso creativo…

¿Qué materiales necesita?
– Tablas de madera. Dependerá de cuántas filas quiere poner, con tres puede ser más que suficiente.
– Cuerda. Más o menos gruesa, de color marrón, de otros colores… Para calcular la longitud recuerde que tiene que hacer nudos por el camino, así que la necesitará más larga.
– Ganchos para sujetar.
Barniz incoloro (para maderas sin tratar).
– Taladro, regla, nivel y lápiz.

Cómo hacer esta estantería de cuerda y madera, paso a paso

Si la madera es muy rústica la puede lijar un poco antes de darle el barniz. Si compra unos listones ya tratados no tendrá que lijar ni tampoco barnizar. Marque en la tabla los puntos donde va a hacer los agujeros por donde pasará la cuerda, midiendo con la regla para que queden a la misma distancia unos de otros.
Las cuerdas

Cuando tenga los agujeros, vaya pasando la cuerda y haga nudos en cada lado para que quede fijada a la altura que prefiera. Utilice el nivel para que queden bien rectos, o si no todo lo que ponga en su estantería nueva terminará en el suelo…

Cómo colgar la estantería

Puede enganchar su estantería en la pared en un solo punto, de manera que la terminación arriba quede en forma de triángulo, o puede poner dos hembrillas en cada lateral de la estantería para colgarla por dos puntos. También puede poner unos listones finos desde donde colgar la estantería, por ejemplo, si quiere hacerla esquinera.
Los detalles decorativos

Ahora toca llenar esta bonita estantería de sus objetos más preciados. Es una estructura muy sencilla y efectiva, así que con toda seguridad lo que coloque en ella va a tener mucho protagonismo. Dependiendo del aire que le quiera dar puede poner unas cosas u otras, por ejemplo, si le gusta el estilo vintage puede quedar genial una cámara de fotos antigua, o unas flores naturales al lado de unos libros, o si prefiere un toque más marinero puede poner un pequeño faro, o si lo que le gusta son los ambientes nórdicos, nada mejor que una pequeña casita de madera.

Ejemplos de cómo quedan estas estanterías

En las imágenes verá ejemplos de todas estas maneras de colgar su nueva creación gracias a las imágenes de Decorar En Familia, One Happy Mess, Casa de Locos y Low Cost y Hadas y Cuscus.

Como comprobará, el proceso de esta manualidad es similar en todos los casos pero lo que varían son las terminaciones, en cuanto a la cuerda, que puede ser más gruesa, más fina, del tono natural de una soga o de colores más vivos; la manera en que la colgamos en la pared, pudiendo estar fijada de un punto o de varios, y lo que ponemos en su interior, esos detalles que van a marcar la diferencia y que harán que todavía sea un diseño mucho más personalizado.

Se trata de mantener en orden cualquier habitación donde le apetezca colocarla, en una infantil o en su despacho, por ejemplo, ya que se adapta muy bien a todo tipo de estancias y ambientes. La madera es fácilmente combinable y los resultados son muy efectivos.

Vía: decorablog