jueves, 14 de abril de 2016

Decorar un patio andaluz

Arte, color, alegría, naturaleza… Los patios andaluces son un espacio muy importante en las viviendas de Andalucía. El sol y el calor del sur de España invitan a disfrutar de estos rincones al aire libre.

¿Le gustaría tener su propio patio andaluz aunque viva en cualquier otro punto del planeta? Hoy le explicamos las claves para decorar un patio andaluz que llene de vida y alegría su casa.


Flores y más flores

Un elemento que no puede faltar en nuestro patio andaluz es la naturaleza. Si ha estado en cualquier pueblo de Andalucía, seguro que tiene una imagen grabada en su mente: la de las hermosas casitas blancas cuyas paredes están decoradas con flores de cientos de colores que llenan de arte y alegría las paredes.

Por ello, si algo no debe faltar en nuestro patio andaluz son las flores. Las rosas, los claveles, los geranios y las begonias son las más características de esta región. Escoja su flor ideal y decore con ella el patio de casa, porque sus exteriores piden naturaleza.

Aunque también puede optar por cultivar plantas aromáticas que podrá utilizar para poner el toque final a sus platos. Por ejemplo, la hierbabuena, el tomillo, el romero, el laurel… Puede colocar estas flores ya sea en macetas colgadas de las paredes, en jardineras en el suelo o como decorativos centros de mesa.

Artesanía y aires rústicos

La artesanía y la inspiración rústica son las grandes protagonistas de la decoración de un auténtico patio andaluz. Por ello no pueden faltar los muebles elaborados en madera maciza, así como las cestas de mimbre y de ratán que aportarán un irresistible toque rústico a la decoración de un patio andaluz.

En este espacio también hay sitio para los muebles en hierro forjado, que dan un toque romántico a este ambiente. Ya sea en color blanco o en negro, los muebles de hierro forjado visten con romanticismo rústico nuestros espacios de exterior.

Además de las flores, el color también está presente en nuestro patio andaluz de otras muchas formas. Por ejemplo a través de los estampados que visten la mesa con mucho arte. El print de topos es el gran protagonista en esta región del sur de España. Aunque también podemos introducirlo de otras muchas formas, por ejemplo, con macetas y sillas en tonos vitaminados.

Paredes blancas

En contraste con esta explosión de color, tenemos unas paredes decoradas en un luminoso y elegante blanco. Sin duda, el color por excelencia que domina la decoración y la arquitectura de las tradicionales viviendas de cualquier rincón de Andalucía.

Así que no olvide pintar las paredes de su patio andaluz en un irresistible y luminoso blanco, para crear contrastes con los irresistibles colores de sus plantas y flores.

Arquitectura andaluza

Si hablamos de arquitectura, otros elementos que también están presentes en los patios andaluces son los arcos, como el arco de herradura y el arco ojival. Detalles que se inspiran en construcciones tan representativas de la arquitectura y del estilo andaluz como la Giralda de Sevilla, la Alhambra de Granada o la Mezquita de Córdoba.

El toque final de estilo viene a cargo de los azulejos que no deben faltar en nuestro patio andaluz. Los azulejos con estampados de estilo árabe y en colores llamativos contrastan con el blanco de las paredes, creando esa inconfundible atmósfera que caracteriza a los patios andaluces.

Podemos escogerlos de un solo color o con estampados para crear mezclas increíblemente estilosas. Así que no tenga miedo de combinar, porque en los patios andaluces siempre hay sitio para el color y los diseños a medio camino entre exóticos y árabes.

Vía: Decorablog