sábado, 16 de abril de 2016

Contemporánea casa con piscina de Caramel Architekten

Proyectada por el estudio Caramel Architekten, la Casa E está construida sobre una colina con espectaculares vistas a la ciudad austriaca de Linz gracias a que el nivel del suelo se construyó a unos seis metros por encima del nivel de la calle, con un agradable efecto secundario: permitir que la zona de jardín y el salón compartan el mismo nivel al oeste y al norte a pesar de la pendiente de la parcela.
Explican los arquitectos que “como la reglamentación sólo permitía construir un máximo de 200 m2 por planta, no fue tan fácil dar cabida a un programa para una familia de cinco personas, sobre todo porque todas las funciones principales debían concentrarse en el salón, no se deseaba un piso superior”.
Sólo la zona de los niños tiene un nivel más. Cada una de las habitaciones infantiles cuenta una galería con un balcón, que se encuentran sobre el nivel de acceso.
La entrada principal, que, al mismo tiempo, conduce a la amplia zona de garaje, reduce espectacularmente el terraplén mientras que una escalera de un solo tramo conduce desde la entrada a la zona de estar y de guardarropa y wellness. La sauna se abre a un discreto jardín de rocas en la parte norte de la propiedad.
El color dorado oscuro de los azulejos de mosaico en el interior y en la fachada coincide con las superficies de hormigón visto producidas a partir de un rugoso encofrado. La proyección del techo en voladizo cubre amplias zonas de la terraza con suelos de madera llevan a las amplias zonas de estar.
Las zonas de vida interior y exterior están sólo separadas por un delicado acristalamiento, gran parte de las cuales pueden abrirse.

Para más información visiten: Caramel Architekten