jueves, 7 de abril de 2016

Casas que inspiran: de tienda de chucherías a vivienda de ensueño

Nos encontramos una planta baja de 1930 en el casco antiguo de Sarrià, un barrio de la zona alta de Barcelona. Este local era conocido ya que había vendido chucherías al barrio durante muchos años.
Los clientes, una pareja de jovenes emprendedores les llamaron por si podían convertir ese espacio que estaba en muy mal estado en una vivienda. Al avanzar en el estudio se dieron cuenta de que el falso techo escondía una bóveda catalana hecha en ceràmica preciosa lo cuál podría dar mucho caràcter a la vivienda final.
El acceso a pie de calle es donde encontramos el recibidor y la habitación suite principal. Luego están el salón, cocina abierta y comedor con el techo abovedado y dos habitaciones, una de ellas dando al patio posterior y al jardín.
Hay una galería pensada como un espacio de lectura antes de salir al patio. Se hizo una grada/escalera en madera para salvar el desnivel entre la casa y el jardín, que estaba a una cota superior donde hay una mimosa centenaria.
Se combinan la madera natural de roble con mosaicos geométricos. Las puertas algunas hechas de pino dan el caràcter de calidez que buscában.

Para más información visiten: Sergi Pons ArchitectGdR Grup de Reformes
Vía: Decoesfera