viernes, 15 de abril de 2016

Casa + Estudio Ansty Plum por Coppin Dockray

Ansty Plum es una casa y estudio de importancia arquitectónica en Wiltshire rural, que ha sido objeto de una adaptación impresionante y una extensión audaz del estudio.

Es una joya, que consta de dos edificios elocuentes e imaginativos, que datan de la década de 1960 y 1970 diseñados por Roger Rigby, un ex socio en la oficina Ove Arup. El primero es una casa de un dormitorio, diseñada por David Levitt y el segundo, un estudio y garaje diseñado por Peter y Alison Smithson.
Esta reparación intensiva, mejora y re-organización de estos edificios ha dado lugar a una reducción del 80% en su consumo de energía y como resultado a una casa cómoda y un espacio de trabajo igualmente sobresaliente.
Los edificios se ubican de forma radical en una empinada ladera boscosa y dan hacia un conjunto de edificios del siglo 12. La casa de ladrillo y madera tiene una planta simple y abierta con un techo plano rectangular singular siguiendo la pendiente del terreno. El estudio de piedra y hormigón, sobre la pendiente, se asoma sobre el arbolado antiguo.
En las últimas décadas, se han realizado una serie de cambios a la casa, mientras que el estudio de los Smithson se abandonó y sufrió una falla estructural, entrada de agua y decadencia.
Coppin Dockray transformó la casa. Muchos cambios secuenciales realizados durante más de 50 años fueron retirados para expresar las cualidades arquitectónicas rigurosas que la casa original representaba de manera elocuente. Abrieron el espacio principal mediante la eliminación de un cuarto de baño agregado y las paredes internas y crearon un nuevo dormitorio y estudio. Se añadieron sistemas de calefacción central y suelo radiante por primera vez. El resultado es que esta casa distintiva muestra una vez más su claridad de intención y ahora se puede ocupar con comodidad durante todo el año.
Coppin Dockray trajo el edificio del estudio de nuevo en uso. El techo fue reemplazado con un nuevo techo de zinc aislado y cofias de hormigón. La estructura fue sustentada y aislada, y los servicios y calefacción se añadieron por primera vez. El estudio se ilumina ahora de un color rosa cálido por los acabados y carpintería meticulosamente detallada de abeto Douglas.
El estudio fue ampliado y cubierto en la colina. Se ha creado un lavadero aislado de hormigón y piedra que mira hacia un muro de 2m de altura de helechos nativos. Esta habitación se ilumina de un color verde vibrante, particularmente por la noche ya que la iluminación se ha colocado fuera del edificio, iluminndo el banco de musgos y helechos.
El acceso a algunos de los dibujos originales de los Smithson permitió a Coppin Dockray a interpretar muchos de los detalles de zinc, madera y piedra, y al hacerlo han creado una extensión única e inesperada que conserva el espíritu del edificio sin comprometer su funcionalidad. El uso de un contrato tradicional con un amplio conjunto de detalles, junto con pequeños artesanos locales garantiza la calidad del detalle de la cantería tradicional a la carpintería metálica fina y ebanistería interior.
La casa y el estudio están situados alrededor de una ruina histórica - una cabaña incompleta construida por un señor Tucker en lo que fue su huerto de ciruelos. Dentro de la 'cabaña' del Sr. Tucker hay un estanque que ha sido reconstruido como una piscina natural con vida silvestre. A lo largo del resto del sitio, se restauró el paisajismo duro original y la extensa plantación nativa, en su mayoría helechos, dedaleras y alfombras de campanillas y ajo silvestre para introducir y ampliar el antiguo bosque detrás de la casa.

Ansty Plum se construyó con un presupuesto bajo pero alta ambición. El trabajo de Coppin Dockray continúa esta tradición en su preservación de estos dos edificios pequeños pero importantes. Su enfoque consistente y sin pretensiones hacia los materiales y los detalles ha asegurado que los edificios conserven sus cualidades atemporales. El arquitecto ha demostrado que por poco más de 1,400 libras esterlinas por m2, esta casa ha reducido su consumo de energía en un notable 80%, es ahora habitable durante todo el año, y es una pieza inesperada y agradable de la arquitectura moderna en el contexto de un antiguo pueblo.

Para más información visiten: Coppin Dockray