viernes, 8 de abril de 2016

Aire acondicionado desde el techo

Conseguir una temperatura ideal en casa es un reto muy común. Todos hemos escuchado alguna vez esa expresión de “ni frío ni calor”. Pues ahora toca sentirla: conseguir el bienestar en su hogar es un objetivo fundamental. ¿Cómo alcanzarlo? Con una buena instalación de aire acondicionado en su vivienda.

Muchos son los avances que hemos vivido en relación al aire acondicionado desde que en 1902, Willis Carrier, sentara las bases de la maquinaria de refrigeración moderna e intentara aplicarla en los espacios habitados. Esta nueva tecnología de aplicación del acondicionamiento del aire se centra, fundamentalmente, en el ajuste de las necesidades, la utilización de fuentes de energía no convencional, y la utilización de equipos de alto rendimiento.
Ventajas del Multisplit y el aire acondicionado por conductos

Hoy en día, la tecnología avanza a un ritmo frenético y en cuanto al aire acondicionado no iba a ser menos. La propuesta de una instalación de aire por conductos, con un buen sistema centralizado que se instala debajo de un falso techo, tiene múltiples ventajas. Un sistema de rejillas programables y colocadas de manera inteligente y estratégica consigue controlar la temperatura de cada habitación. Es decir, los grados de cada zona de la casa, aumentan o disminuyen de manera independiente. La integración de la climatización en un sistema de control global mejora la eficiencia energética.

El control individual del sistema multisplit (cada zona lleva su propio split) contribuye a este ahorro energético. Cada habitáculo disfruta de un termostato diferente que regula por programación el sistema de rejillas por el que sale el aire. Los nuevos modelos de multisplit con sus características no nos dejan indiferentes. Su cuidadoso diseño nos brinda lo mejor del sistema de purificación de aire y un bajo nivel sonoro, características que protegen la salud y proporcionan un estado ideal.

Actualmente, el diseño también está vinculado a un menor costo de la energía eléctrica. En una especialidad como el aire acondicionado que, normalmente, requiere un consumo elevado, la reducción del mismo representa una de las premisas básicas a la hora de confeccionar su diseño. El aire acondicionado por conductos es un sistema economizador de energía conseguido mediante un fraccionamiento de la potencia de los equipos, puesto que adapta la producción de aire acondicionado a la demanda del calor del sistema, con el fin de conseguir en cada momento, y en cada zona, el nivel de potencia más cercano al de máximo rendimiento. Una consecuencia inevitable de todo esto y no menos importante hoy en día: la factura de la luz no se convertirá en un plus excesivo de gasto.

Pero a la hora de hablar del diseño, ¡cómo no!, también nos importa la estética. Este sistema de multisplit es mucho más sencillo y pasa más desapercibido. Este tipo de tecnología es una de las mejores opciones que podemos encontrar para mantener la estética exterior de nuestra vivienda o por si no tenemos el suficiente espacio para colocar múltiples aparatos en el exterior. En casa sólo se ven las rejillas de salida de aire y los diferentes termostatos. Además, hoy en día hay diseños muy originales que combinan los colores tanto en las rejillas como en los termostatos.

Adicionalmente a la optimización del consumo en cada una de las instalaciones de los edificios, casi siempre se adopta un sistema de gestión integral que posibilite la operación y regulación de toda la instalación del consumo energético, así como una disminución de los costos de mantenimiento. Es decir, con el aire acondicionado por conductos el bienestar en el hogar está asegurado.