martes, 15 de marzo de 2016

Un Piso Barcelonés En Un Clásico Edificio Modernista

Situado en el Ensanche barcelonés, en el interior de un bello edificio modernista, esta vivienda fue durante años la sede de un grupo editorial. Hoy es un precioso hogar familiar lleno de carácter e interés arquitectónico.
Los trabajos de renovación y conservación fueron llevados acabo por el estudio de arquitectura catalán Estudi VilaBlanch. El equipo de arquitectos de VilaBlanch tenía como prioridad conservar los elementos originales de su interior. La reforma debía estar pensada para que los elementos modernos no restaran protagonista a los bellos detalles modernistas.
Su amplio recibidor nos deja boquiabiertos por sus bellos ventanales de vidrieras. La luz natural traspasa el cristal coloreado desde ambos lados y crea un bello juego de luces a modo de caleidoscopio. Sus techos de 4,2 m. de altura crean una majestuosa sensación espacial.
Los suelos de baldosas hexagonales se extienden por todo la vivienda dando unidad y consistencia al interior. Sus generosas dimensiones permitieron distribuir el espacio en un amplio salón, un comedor separado de la cocina por dos bellas puertas correderas, dos habitaciones, dos baños, una habitación principal con baño y vestidor, un estudio y hasta una biblioteca.
La decoración combina piezas de autor de mediados de siglo XX con otras contemporáneas. La paleta cromática es sutil, la ornamentación discreta y los acabados delicados.

Para más información visiten: Vilablanch Arquitectura Interior 
Vía: chicdecó