miércoles, 16 de marzo de 2016

Tienda Bankara por studio201architects


Este proyecto consiste en la renovación de una vivienda de la década de 1940, hecha en madera y de un sólo piso, en una tienda de moda vintage. Toma lugar en un lugar que se encuentra a 5 minutos de la Estación Omiya en la ciudad de Saitama, prefectura de Saitama.

Siendo originalmente una casa, la edificación colinda con una calle por el lado sur y con un jardín por el lado norte. Existen una amplia cantidad de aberturas que proveen al interior de una iluminación natural constante. Otra particularidad es el ático bajo el techo. El ahora raramente encontrado "tejado corteza" nos remonta verdaderamente en el tiempo hacia la década de 1940.
Para este proyecto, que cuenta con una singular iluminación natural, quise embellecer el aspecto positivo en la forma de la casa de madera de los años 1940 y combinar la construcción en madera con la atmósfera de la moda vintage, creando un espacio único.
Para asegurar la mayor cantidad de iluminación natural, se realizó una abertura entre los pisos para que la luz diurna pudiera ingresar desde las ventanas del segundo nivel orientadas al sur. A través de este respiro, un arce de 3 metros fue plantado como árbol símbolo; además, plantaron arboles en distintos lugares para que se conviertan en focos visuales.
Paneles de madera contrachapada están instalados entre los pilares para proveer de líneas de flujo al interior de la tienda, a la vez que cumplen las funciones de las paredes sismorresistentes. Para mantener el concepto interior, todo el mobiliario fue comprado en tiendas vintage.
Los muros circundantes al interior de la tienda fueron pintados de blanco para acentuar y valorizar la estructura de madera y los árboles así como los mostradores y la ropa. La luz que ingresa de forma variable de estación en estación, los árboles en crecimiento, la ropa mostrada: todos estos factores siempre cambiantes generan en los clientes una sensación de frescura en cada visita.

Este espacio hecho con iluminación natural, una vivienda de la década de 1940, árboles y ropa vintage, contribuye en mostrar expresiones variadas que provienen de las estaciones cambiantes y el tiempo. Apuntaron a generar un espacio que presente el encanto de lo ordinario, incorporando el elemento del flujo del tiempo hacia el interior.

Para más información visiten. studio201architects