jueves, 31 de marzo de 2016

Tartufo Trattoria por YOD design studio


El restaurante italiano Tartufo Trattoria, se sitúa en el corazón de Lviv, en el tercer piso del centro comercial Forum Lviv. Tal ubicación influencia en gran medida el concepto del interior. Decidieron a alejarse de la percepción clásica y habitual de Lviv, habiendo dejado solamente los materiales fuertemente conectados con el espíritu y el estado de ánimo de la ciudad. Bronce, mármol blanco y roble aparecen en el interior con un toque moderno, sin tallado decorativo, monogramas y facetas.

El espacio del restaurante está dividido en tres partes: la sala principal con una cocina abierta y un bar, una zona de vestíbulo en el patio de comidas, y una amplia terraza de verano, con vista a los tejados de la ciudad vieja. Respecto a la distribución de los asientos, intentaron hacer todos los puntos tan interesantes y cómodos como fuera posible. Hay una larga mesa común en el centro de la sala, lo que permite una alegre compañía de 10 personas que caben a la perfección. El tablero de la mesa es de madera sólida; su tamaño es 3500х1000х80 cms. y pesa en total alrededor de media tonelada.

Hay una cocina abierta en el centro de la sala. Dicha solución permite no sólo ver al eminente chef durante el proceso de trabajo, sino que también aumenta la confianza de los clientes en el restaurante. El elemento destacado del establecimiento parece ser el horno a leña Stefano Ferrara hecho de piedra, donde se cuece la verdadera pizza italiana.
En un esquema de color se limitaron a tonos claros, por lo que el interior se hizo ventilado y modesto, con una impregnación agradable de bronce. Acentos visuales se colocan utilizando elementos de decoración e iluminación desarrollados individualmente. Inusuales lámparas "spaghetti" fabricadas en chapa de roble modificada y creadas por el diseñador industrial Andrey Galushka se suspenden del techo. En contraste con estos claros y brillantes "spaghetti" están las lámparas de hormigón macizo desarrolladas por Katerina Sokolova.
Una de las paredes de la sala principal tiene el logotipo de la trattoria Tartufo dibujado con troncos. Estas piezas de madera están montadas sobre pasadores en un nicho especial que parece un área de almacenamiento para leña. Otra idea interesante se implementa en la antesala, aquí colocaron un lavabo en forma de un silo para el almacenamiento de granos y cuando un usuario acerca las manos a una abertura, comienza a fluir agua en lugar de harina o grano.

Por medio de soluciones simples, la elección de colores y materiales han sido capaces de transmitir la atmósfera de una clásica trattoria italiana. Todo el restaurante está lleno de calidez y comodidad. Aquí puede relajarse con toda la familia, así como disfrutar del sabor de la verdadera pizza napolitana y disfrutar de una copa de buen vino en la pintoresca terraza.

Para más información visiten: YOD design studio