sábado, 19 de marzo de 2016

Sikmul por desi_architects


El estudio de diseño con sede en Seúl, desi_architects, ha creado un espacio para el arte y el café al unir y renovar cuatro tradicionales casas coreanas en el corazón de Seúl, Corea del Sur. 

El distrito de Jongno ha sido el centro de Seúl durante más de 600 años. Desempeña un importante rol como el hogar de varias instituciones culturales, educativas y políticas. También es un barrio que aún no ha sido completamente dominado por modernos edificios de gran altura, como es el caso en muchas otras partes de la ciudad.
Jongno está llena de pequeñas, pintorescas callejuelas y casas tradicionales de Corea - hanok. Esto hace que sea un gran lugar para que los habitantes de Seúl encuentren un oasis de paz y tranquilidad en la bulliciosa capital llena de gente.
Desafortunadamente, muchos hanoks de la zona no han sido habitados desde hace años. Sin mantenimiento, estos históricos edificios están cayendo poco a poco en mal estado.
desi_architects ha completado un proyecto en el que cuatro hanoks adyacentes se convirtieron en un espacio objetivo multi-conectado llamado 'Sikmul', lo que le da un toque contemporáneo al carácter y la atmósfera de la arquitectura tradicional coreana, y entrega una nueva vida a la zona. Ahora Sikmul es un vívido espacio abierto para el arte y el café, que acoge numerosos eventos culturales y ofrece un punto de encuentro único en Seúl.
La conversión de los hanoks decrépitos hacia un espacio de arte moderno fue un proceso de múltiples pasos. En primer lugar, algunos de los muros fueron derribados con el fin de unirse a los edificios y crear un espacio más amplio.
El techo fue entonces completamente eliminado y reemplazado con vidrio transparente, lo que permitió luz natural y un volumen adicional. Tejas individuales se utilizaron para construir nuevos muros para una mirada original que conserva el aura cálida de los viejos edificios tradicionales.
La fachada principal del edificio fue construido con plexiglás. Los restos de las antiguas murallas, sin embargo, se conservaron al interior y después del atardecer, cuando las luces interiores se encienden, su silueta se puede ver desde el exterior. Este efecto proyecta de forma simultánea una imagen tanto de la apariencia pasada y presente del edificio.
La zona de estar elevada a un lado del edificio se abre a la calle, lo que permite disfrutar un ambiente al aire libre y una sensación de apertura y conexión con el barrio que la rodea.

A través del proyecto Sikmul, el equipo de desi_architects quería producir un espacio que beneficiaría a la zona con un diseño original, fresco e innovador, sin negar el encanto y la belleza de la arquitectura tradicional de Corea.

Para más información visiten: desi_architects