jueves, 24 de marzo de 2016

Gaggenau por Alventosa Morell Arquitectes

El primer día que vistamos Gaggenau, nos encontramos con un espacio, que a pesar de sus óptimas dimensiones y sus grandes aberturas, había quedado pequeño y oscuro a causa de la gran cantidad de objetos y materiales que convivían juntos, distorsionando su imagen corporativa.

Por otro lado, la doble altura del vestíbulo permitía una buena relación con la calle, aunque su sensación espacial quedaba mitigada por ser tratada del mismo modo que el resto del showroom.
Gaggenau quería convertir el showroom en un espacio de experiencias, donde conocer, experimentar y disfrutar su producto (“Experiencia Gaggenau”). Para ello, el showroom necesitaba de un espacio más polivalente y luminoso.

Para conseguir todos los objetivos su proyecto se basó en tres estrategias:
1.- Eliminar todo aquello innecesario de la entrada y reducir la tarima del vestíbulo a la mitad, para aumentar la sensación de amplitud y luminosidad. La nueva tarima de madera nos permite realizar dos accesos desde el vestíbulo y dignificar la entrada
2.- Situar todo el producto de exposición en el perímetro del showroom liberando el espacio central y creando 3 nuevas zonas superpuestas con usos distintos. El Showcooking, con una isla de mármol de 5m x 1.40m, la mesa de experiencias con capacidad para 15 personas y el espacio de conferencias.
3.- Diferenciar la zona más técnica del vestíbulo de entrada. La conexión entre la ajetreada calle y el espacio técnico, se realiza a través de un vestíbulo a doble altura forrado de madera de roble para crear un espacio más amable y relajado donde la nueva escalera de hierro, material que hace un guiño a los orígenes de forja de Gaggenau, es tratada como un elemento escultórico. En cambio la zona más técnica sigue la línea corporativa de Gaggenau, destacando el heritage Wall, pared de madera de la selva negra donde se encuentra el mítico horno Oven EB388-110.

El conjunto de estas 3 estrategias nos permite generar un recorrido circular, facilitando una óptima exposición del producto de venta, y generar un espacio polivalente.
La iluminación diferenciada entre el espacio perimetral y el central, junto a un sistema de domótica que permite adecuar la iluminación a diferentes escenas preconfiguradas también ayudan a disfrutar de la nueva “experiencia Gaggenau”.

Para más información visiten: Alventosa Morell ArquitectsGaggenau