miércoles, 2 de marzo de 2016

Degustar más de 50 tipos de pan en Madrid: Pancomido.

No es Copenhague ni Estocolmo, aunque la ambientación de este local pueda confundirnos. Estamos en Madrid, en pleno barrio de Salamanca. Y es que entrar en Pancomido, una panadería diseñada por el estudio de arquitectura madrileño de Lucas y Hernández-Gil supone, además de una ambientación 100% escandinava, extasiarse con sus más de 50 clases de panes diferentes. Pancomido es una acogedora panadería y una tentación para los paladares más exigentes y sibaritas.

La intención de los arquitectos a la hora de reformar este local en esquina de 80 m2 y abundante luz natural, ha sido crear un espacio diáfano para cafetería y despacho de pan, intentando trasladar el valor del trabajo manual y artesano que define la marca, al interior y al mobiliario.
El resultado es un ambiente luminoso y sereno salpicado de notas de color y texturas naturales.
Una decoración sencilla en la que destaca el producto y la impronta de los materiales: madera, hierro, cestos de castaño y baldosa hidráulica.
Elementos diseñados por el propio estudio (como las bancadas de madera y las mesas de hierro y madera reciclada) se combinan con las sólidas y funcionales sillas J77 y J104 de la marca danesa HAY en madera de haya natural y en un vivo color rojo.

Lámparas industriales, ligeras luminarias suspendidas de papel y cobre procedentes de Habitat y los apliques modelo Teti de Artemide complementan la generosa iluminación natural.

En uno de los muros destaca el divertido dibujo con aire retro realizado con el cable que suministra corriente eléctrica a uno de los apliques.

Para más información visiten: Lucas y Hernandez-GilHAY
Vía: diarioDESIGN