lunes, 7 de marzo de 2016

Cómo escoger la campana de la cocina


Ninguna cocina está completa sin ella. Es una pieza absolutamente imprescindible en casa: una inversión de futuro. Por ello, queremos ayudarle a escoger la campana de la cocina más adecuada para usted.

Desde el tamaño hasta el tipo de salida de humos, la instalación y el mantenimiento. Descubra todos los aspectos que debe tener en cuenta para escoger la campana de la cocina y seguir cocinando tan rico y saludable como siempre. Y sobre todo, sin malos olores.
El tamaño de la campana

Antes de nada, debemos tener en cuenta el tamaño de la campana. Como es lógico, el tamaño dependerá del espacio disponible para esta pieza en la cocina. No obstante, debe tener en cuenta que la anchura de la campana tiene que ser la misma que su placa de cocción. Aunque si nos lo podemos permitir, se recomienda escoger un modelo de mayor tamaño que los fogones para mejorar la capacidad de absorción. Por lo tanto, si la placa de la cocina tiene unos 50 centímetros, la campana deberá ser de unos 60 o 70 centímetros.
La potencia de la campana

Otro aspecto que tenemos que valorar es la potencia de la campana. Para acertar con nuestra elección debemos multiplicar los metros cuadrados de la cocina por la altura y después multiplicar esa cifra por 12. Cuando vaya de compras, no olvide comparar el resultado que haya obtenido con la potencia que tienen las campanas. Así se hará una ligera idea de si necesita uno u otro modelo, evitando gastar dinero de más por una potencia innecesaria.

La salida de humos

Por seguridad, se recomienda instalar un tubo conductor que expulse los humos y los malos olores al exterior. Aunque si no resulta posible existen otras alternativas. Por ejemplo, una campana con filtros de carbón activo que recircula el aire filtrado. Por supuesto, en este caso se deben cambiar los filtros periódicamente por seguridad doméstica.
Los modelos más modernos

La innovación y la tecnología también llegan al mundo de los fogones. Por ello, en el mercado actual es posible encontrar modelos de campanas con múltiples funcionalidades. Diferentes potencias de extracción, luces, funciones automáticas e incluso programación electrónica de la velocidad. Como es lógico, todas estas funcionalidades elevarán el precio de la campana de la cocina.
Qué cosas no deben faltar en la campana de la cocina

Independientemente de si quiere un modelo más o menos completo, lo que debe asegurarse es que su campana cuente con lo básico. Es importante que tenga motores blindados de hierro en vez de plásticos para evitar que la suciedad y la grasa se acumulen.

Asegúrese también de que la campana tenga varias velocidades y una válvula antirretorno para que, cuando la desconecte, los humos y los malos olores no vuelvan a su cocina.

Por último, una buena campana de cocina también debe tener una capacidad de absorción mínima de 600-700 metros cúbicos y su nivel de ruido no deberá superar los 60 decibelios.

Instalación

Al escoger su campana, debe considerar también la instalación de la misma. Por ello, la campana tiene que respetar la distancia de seguridad con respecto a la placa de cocción. En una placa vitrocerámica esta distancia deberá de ser unos de 70 centímetros, mientras que en una de gas, la distancia tendrá que ser de 75 centímetros.

Diseño y estética

También debemos considerar el diseño de nuestra campana. Algunos modelos se instalan sobre la isla de la cocina, otros bajo un mueble alto, otras campanas son telescópicas y otras en cambio se instalan en la propia encimera.

Por ello, debemos tener en cuenta las características de nuestra cocina para escoger un diseño acorde con nuestras necesidades, tanto por funcionalidad como por estética.

Vía: Decorablog