lunes, 7 de marzo de 2016

CASA Vi por EV+A Lab Atelier d'architettura

Esta casa se encuentra en los alrededores de Sondrio en los Alpes Orobie a unos 1000 metros de altitud. La solicitud de los clientes fue transformar una ruina existente, de ladrillos de hormigón, en una residencia, que tuviera la mayor radiación solar e iluminación en el estar y, al mismo tiempo, una vista hacia el fondo del valle. En estas circunstancias, después de un cuidadoso análisis del contexto, de las posibilidades en términos de exposición, del estudio de la luz del sol y el estudio de las tecnologías y de los valores de la arquitectura de montaña, diseñaron el proyecto a través de una reinterpretación, en una clave moderna, de las técnicas de construcción y los materiales utilizados en el pasado.

Todo eso, porque creen que la arquitectura de montaña es un ejemplo emblemático de la arquitectura sostenible, utilizando los materiales obtenidos de la naturaleza y, por razones obvias, que se encuentra en su lugar. Desde un punto de vista formal, la casa se refiere a las casas rurales: el techo en pendiente única, completamente recubierto por piedra y sin aleros. Trabajaron en primer lugar en la radiación solar y la iluminación porque la zona está poco expuesta a la irradiación, optando por la cobertura de un único acuífero; esta decisión les han permitido elevar la pared expuesta al norte, insertando las 4 aberturas de igual tamaño (2,30xh.1,40 cm), una sala en el primer piso y dos en la planta baja con una vista maravillosa sobre el lado Retic de los Alpes y, al mismo tiempo, lograr una doble altura en la zona de cocina y comedor, iluminada desde arriba a través de una claraboya, que consiste en vidrio n.2 de 0.70x1,80 cm y vidrio n.3 de 0.70x0.90 cm. Obtuvieron un ambiente iluminado de forma natural, lo que garantiza un ahorro energético y económico satisfaciendo todos los requerimientos del cliente.
La estructura es de hormigón armado y ladrillos de hormigón, con aislamiento térmico adecuado, con el fin de obtener un buen confort, y revestimiento en piedra local. La cubierta se compone de vigas lamelares en madera y pintada de color blanco. Las puertas y ventanas son de alerce laminar cepillado y no tratados con doble acristalamiento antirrobo; desde el punto de vista de los materiales y su combinación eligieron los que tienen una fuerte importancia intrínseca: piedra y madera. El interior está, en su mayor parte, concentrado en la artesanía local, ya que creen que es muy importante: representa su historia. Así que trataron de alcanzar las piezas lo más grandes posibles en la medida de sus dibujos, usando materiales que se lo podrían permitir como el hormigón armado, el alerce natural, hierro y madera. Pensando de esta manera nacen muchos elementos: chimenea, mesa, sillas, escaleras, bidé, inodoro, ducha y lavabo.

Lo mismo para la cocina también construida en obra, de acero inoxidable con 2 lavabos. El sistema exterior del baño también fue hecho de acero inoxidable. Para la iluminación artificial utilizaron las piezas históricas de diseño Flos, suspensiones marca Vesoi y en la cocina una lámpara Lamp (VI), siempre según sus dibujos, de alerce natural. La unidad consta de una planta baja con recibidor, sala de estar, cocina y baño en el que los espacios están bien definidos (el elemento de ruptura es el ladrillo de hormigón), pero al mismo tiempo, abierto y luminoso, y un primer piso compuesto de dos habitaciones y un loft utilizado como escritorio.

Para más información visiten: EV+A Lab