domingo, 27 de marzo de 2016

Arco diafragmático o arco diafragma

Un arco diafragmático o arco diafragma es aquél dispuesto en la dirección transversal de un espacio construido, de manera que la sucesión de los mismos compone una estructura que permite forjar en el sentido longitudinal del espacio, reduciendo los empujes que la cubierta ejerce sobre los muros.

Este sistema estructural es propio de algunos edificios del Gótico catalán, pues permitía sustituir las bóvedas de piedra por entrevigados de madera, mucho más baratos y fáciles de construir.

El modo de arriostrar los arcos diafragmáticos es en dirección transversal a ellos; es decir, en la dirección longitudinal o más larga del espacio.

El uso de este tipo de arcos se conoce "desde siempre", aunque ceñido al ámbito mediterráneo, pues tradicionalmente la buena madera, escasa, se utilizaba para fabricar barcos. Los arcos diafragmático, al acortar las luces, hacían posible forjar con maderas más cortas e inestables.

Etimología

El apelativo procede del antiguo griego diaphragma, que quiere decir separación o barrera; los arcos diafragmáticos, al ser transversales, estrechan o separan tramos en la nave en donde se sitúan.

Ventajas e inconvenientes
La construcción con arcos diafragmáticos se suele completar con forjados de madera, de manera que el sistema constructivo resultante presenta las siguientes aptitudes:

Ventajas

Ahorro de madera, al no ser necesarias grandes cimbras para abovedar.

Ahorro de material y esfuerzo al no ser necesarias las cerchas para la cubierta, pues el arco transversal absorbe su función.

Inconvenientes

Debilidad de la techumbre, por ser casi siempre madera y por lo tanto, fácilmente combustible.

Vía: Wikipedia