lunes, 22 de febrero de 2016

Loft para un Fotógrafo por Desai Chia Architecture


Este loft fue diseñado para un fotógrafo que buscaba un entorno serio para vivir y trabajar. El espacio industrial de 463 metros cuadrados fue completamente renovado para incluir una zona de biblioteca/recepción, sala de estar, comedor, cocina, un estudio fotográfico, dos dormitorios, dos baños, una sala de baño, y un amplio espacio de almacenamiento.

El edificio industrial existente dispone de estructura de columnas de hierro fundido. Han creado un flujo abierto por toda la casa, aprovechando los puntos de vista axiales y la luz a lo largo del espacio. Los planos de los muros actúan más como elementos escultóricos mientras que permiten el flujo de la luz y del espacio a su alrededor. Puertas correderas ocultas proporcionan privacidad cuando es necesario.
El cliente encargó una vivienda que sirviera como espacio de trabajo y galería para su fotografía, y que al mismo tiempo proporcionara espacios para el entretenimiento de sus amigos. Una biblioteca/zona de recepción inmediatamente fuera del vestíbulo de entrada cumple como galería para presentar su trabajo y tener el material de investigación a mano para discusiones.
La zona de recepción sirve como una bisagra para dos zonas distintas en el loft: la zona este desemboca directamente en el dominio "privado" de su estudio de fotografía y de regreso a su dormitorio privado, mientras que la zona sur se dirige hacia el dominio "público" de su cocina, zona de comedor y de vida. Un nuevo piso de amplios tablones de madera de roble conecta todas estas áreas. Las tablas de roble se utilizan en los paneles de pared y armarios, unificando de las habitaciones con una textura cálida.
Las áreas de estar, cocina y comedor crean un conjunto cohesivo y adaptable a una variedad de entretenimiento. Las ventanas en ambos lados de la habitación bañan de luz el espacio. Luces complementarias empotradas y dobladas en el techo anclan las zonas de estar y las llenan con un cálido resplandor por la noche.
Han fabricado característicos diseños de acero en bruto, aluminio satinado, madera maciza de roble y resina blanca a lo largo de todo el loft. Estos fueron diseñados como momentos de arte minimalista como elementos funcionales para el amacenaje, comedor y áreas de trabajo. Por ejemplo, la isla de la cocina de acero cuenta con amplias áreas de almenamiento y para sentarse, manteniendo al mismo tiempo una presencia escultórica en la habitación -- que sirve para enmarcar de forma ingeniosa la cocina.
Las mesas de trabajo de resina blanca en el estudio de fotografía tienen una presencia similar - son al mismo tiempo funcionales para el trabajo pero también visualmente atractivas. Los planos de la pared en el estudio de fotografía están revestidos en paneles blancos magnéticos para permitir que el cliente muestre su trabajo y lo reposicione fácilmente.
Los baños fueron diseñados como una cámara de inmersión de luz y piedra estriada, un respiro relajante de la intensidad de la ciudad. Las paredes de los baños están acabadas en resina resistente al agua que proporciona una superficie singular que es a la vez luminosa y muy fácil de mantener. Los lavamanos personalizados de resina, las áreas de ducha, y los nichos para los artículos de higiene personal se funden en los baños para crear un concepto transparente y totalmente integrado.

Inspirado por el arte de James Turrell, han diseñado varias estrategias de iluminación para mejorar la arquitectura mientras que le dan forma a la luz. Cortando y doblando el plano de techo, han sido capaces de rebotar suavemente la luz en las zonas de cocina, baños y biblioteca. Incluso las habitaciones que no tienen ventanas se sienten aireadas y luminosas. El amplio uso de iluminación LED les ha permitido reducir los costos de energía y al mismo tiempo proporcionar una fuerte iluminación arquitectónica en toda la casa.

Para más información visiten: Desai Chia Architecture