lunes, 8 de febrero de 2016

La nueva y romántica tienda de Maria Roch en Barcelona.


El estudio de interiorismo Cirera + Espinet es el autor de la nueva tienda de la diseñadora de moda Maria Roch en la calle de Laforja de Barcelona. Reflejar la personalidad de esta creadora, que se define como detallista, exclusiva, elegante, romántica, sensual y versátil, fue el objetivo de las interioristas en este proyecto, que decidieron crear un espacio en el que se respirasen estas sensaciones.

El local en el que se ubica la tienda cuenta con 100 m2 aproximadamente y una planta rectangular y estrecha que se extiende desde la calle hasta un patio de vegetación frondosa, que aporta luz y frescura a toda la tienda y conecta el establecimiento con el atelier de la diseñadora, un rincón cálido y doméstico.
Las propias plantillas de patronaje de la diseñadora se han utilizado para la distribución del espacio, dibujando en el suelo formas que combinan las líneas rectas con las curvas, buscando la imperfección y alterando la geometría de este local tan rectilíneo.
La moqueta es el material del que se han servido las interioristas para plasmar en el pavimento estas siluetas. Una moqueta estampada en grises que recuerda a los materiales naturales a los que la diseñadora hace referencia en todas sus colecciones. Estas islas de moqueta de formas irregulares contrastan completamente con el pavimento que las rodea: liso, brillante y de color nut, una tonalidad que domina en todo el espacio y con la cual se identifica esta marca de ropa.
Alzando la vista se vuelve a apreciar el contraste de formas a través de un colgador totalmente recto que atraviesa la tienda en su perímetro y conduce hasta al fondo, donde se encuentran los probadores, de formas onduladas y realizados con cortinas aterciopeladas que aportan un toque elegante y sensual.
Otro gran protagonista es el espejo, con el cual se ha construido el mostrador-expositor, y que aparece en todo el espacio de forma escultórica, creando un juego de dimensiones que aporta versatilidad y dinamismo.
Para la iluminación general se han dispuesto carriles de focos suspendido y como luz puntual, linestras colocadas en puntos estratégicos que dan el toque romántico al espacio.

Para más información visiten: Cirera + EspinetMaria Roch
Vía: diarioDESIGN