viernes, 12 de febrero de 2016

Duplex en Tel Aviv por Toledano + Architects

Descripción de los arquitectos. El Duplex y su terraza circundante han sido completamente renovados. 

El principal desafío consistió en combinar la privacidad entre la tranquilida de los padres, zonas infantiles y espacios modulares amplios y grandes que fomenten encuentros y el juego con la poderosa luz de Medio Oriente.

Todo el departamento es modular con puertas correderas, un bar escondido en un estante para libros, una mesa metálica que se expande, una puerta de acceso que se abre de dos maneras diferentes, y así sucesivamente, proporcionando a cada espacio con varias funciones de acuerdo con el momento del día o la ocasión.
Se escogió madera, hormigón y metal negro con el fin de crear un espacio contemporáneo y cálido.
La escalera colgante de metal articula el espacio por medio de gráficas lineales creadas con las cuerdas entrecruzadas de metal que forman sombras gracias a la fuerte y cambiante luz natural.
Se compone como un cuadro en el centro del espacio y permite vistas entre las áreas abiertas.
Los clientes, una familia con niños, querían un espacio chic y lúdico al mismo tiempo.
Como resultado, la habitación de los niños fue diseñada como un parque infantil, integrando un escritorio, una pizarra, estantes de libros, camas, una cabaña de madera con mapas cortados por láser en la pared, una pista de baile, armarios y así sucesivamente con el fin de fomentar la creatividad.
Tienen su propia casa de madera y color dentro del departamento familiar.
Por otra parte, los padres tienen su suite principal, con un lenguaje arquitectónico completamente diferente, separado del resto del dúplex y que incluye un vestidor blanco minimalista e inmaculado, un baño completamente cubierto en hormigón y un dormitorio principal.
El exterior fue diseñado como la extensión del interior con una gran pérgola de madera y un montón de plantas, ya que en Tel Aviv, el tiempo permite que sea utilizado más de 9-10 meses al año.
La amplia pérgola de madera crea un marco para el horizonte de Tel Aviv y las barandillas de cristal integran la vista como parte de la vivienda.
La idea es borrar los límites. El interior se vuelve más cercano al exterior y el exterior penetra el espacio interior.
La madera de teca se utilizó para crear líneas que nunca terminan, cambiando de dirección, de arriba hacia abajo para convertirse en bancos, maceteros para plantas, una cocina al aire libre, un columpio o un bar.

Para más información visiten: Toledano + Architects