sábado, 6 de febrero de 2016

Cree ambiente con sus luces y un Dimmer

Seguramente cuando se disponen a ver una película, jugar un rato a la consola o simplemente relajarse con un buen libro o escuchando música regulan la iluminación de la habitación. Apago la luz principal, enciendo la pequeñita de la mesa, apunto el flexo hacia la pared,… Pues bien, existe un dispositivo que nos permite controlar la intensidad de forma sencilla, los Dimmer.

Los Dimmer o Dímer son reguladores de energía en una o varias lámparas con el fin de variar la intensidad de la luz que emiten. Tienen un circuito que varian la resistencia para regular la intensidad de la luz. Eso sí, hay que tener en cuenta el tipo de luminaria ya que por ejemplo en fluorescentes no vamos a poder (aunque hay otras opciones para hacerlo pero son más caras).

La instalación de un Dimmer es bastante sencilla ya que sustituyen de forma completa y ocupan el mismo espacio que los interruptores tradicionales que tenemos en casa. De esta forma es quitar uno y poner otro. En cuanto a los modelos los hay muy variados, está la típica rueda giratoria, un rail por el que desplazar el potenciómetro, externo para poder usarlo con lámparas de pie e incluso con mando para su control remoto.

El precio en función del modelo puede oscilar entre los 12 euros en adelante. Nada excesivamente caro y que puede darnos mucho juego a la hora de conseguir un ambiente lumínico acorde a la situación. Ideal para el salón y las habitaciones, lugares donde realizamos más variedad de actividades.