martes, 2 de febrero de 2016

Campobaja por Estudio Atemporal


Descripción de los arquitectos. Campobaja viene directo de Ensenada, Baja California. Más que ser un restaurante donde se prepara comida como lo hacen allá, es un pequeño pedazo de la Baja transportado a la colonia Roma.

El local se compone por dos niveles: el primero es un pequeño acceso a nivel de calle da paso a un vestíbulo forrado con madera y plantas que crea un preámbulo incierto. El segundo nivel se descubre al subir por las escaleras de caracol, revelando un muro de block aparente y cambiando la percepción del espacio. La altura aumenta drásticamente y la estructura de la cubierta se vuelve protagonista.
Este lugar formaba parte de un conjunto de locales unificados por un arcotecho, el cual fue recortado sobre el área destinada al restaurante y sustituido por una estructura a dos aguas a base de armaduras que remite a las grandes bodegas en los astilleros. Esta nueva cubierta a su vez permite mejores condiciones climáticas tanto en iluminación natural como en la temperatura y ventilación.
Dos terceras partes de la planta se encuentran debajo de la nueva estructura, separando a través de una cancelería a doble altura el salón y la terraza que, al abrirse completamente, unifica ambos espacios creando un mismo ambiente.
Al fondo la cocina, el corazón del lugar: un espacio que a través de su vitrina nos permite tener cercanía con los productos y los procesos de preparación.
Mas allá de una decoración escenográfica, se decidió dejar que los elementos y materiales hablaran por sí mismos para generar una experiencia auténtica. Así el espacio fue completamente transformado para llevarnos a un lugar geográfico diferente.
El reciclaje en los materiales fue primordial en el proyecto. Para capturar la esencia se realizó una búsqueda de materiales y mobiliario en Ensenada.
El suelo, las mesas, las repisas y los bancos se 
hicieron a partir de tablones de madera que se utilizaban para remolcar barcos; las sillas, que dan un toque de color y contrastan con el resto de los materiales, fueron parte de un salón de clases de la misma región. Asimismo, gran parte de los recubrimientos se rescataron del local anterior se utilizaron en diferentes aplicaciones.

Para más información visiten: Estudio Atemporal