martes, 12 de enero de 2016

Espacio y color con la reforma de esta casa de Sídney


A veces, las apariencias engañan. También en el mundo de las casas de ensueño, pues a veces un exterior, a simple vista, nos muestra una imagen que poco tiene que ver con su interior. Es el caso de esta vivienda ubicada en Sídney que, desde fuera, parece ciertamente pequeña. Pero si abrimos la vista descubrimos que la fachada original se completa con una nueva edificación anexa que guarda mucho encanto en su interior. A continuación le contamos en qué consistió este proyecto, obra de Rolf Ockert Design, y cuál ha sido el resultado final. Seguro que le sorprende.

La idea de la reforma

Esta casa australiana era, en su origen, no demasiado grande. Así se puede ver con la fachada primigenia, que parece albergar una vivienda coqueta, digamos, normal. Pero la sorpresa llega cuando descubrimos todos los metros que ganó gracias a esta reforma, que amplió la planta tomando parte del jardín y añadió un segundo piso sobre esta ampliación. El resultado, una casa espectacular cuyo principal atractivo se encuentra en su interior.

Espacios alegres y coloridos
Entramos en la casa. Descubrimos una vivienda muy alegre, todo ello conseguido gracias al uso de textiles y elementos decorativos con mucho color, que contrastan con el blanco puro y sereno con el que se visten las estancias, todas ellas muy luminosas.

Luz natural
La luz natural se abre paso a través de las paredes de vidrio que se han colocado en la parte nueva de la vivienda algo que, unido al uso del blanco en paredes y techos, hace que esta casa sea muy luminosa. En el interior también encontramos mucho vidrio como el que hay en la escalera o con una gran puerta corredera para salir a la terraza y que conecta ambos espacios de forma que deja pasar la luz.

Contrastes de color

Los colores utilizados en cuadros, textiles, lámparas, alfombras, en la cocina… permiten crear unos preciosos contrastes con el blanco de las paredes y llenan este hogar de alegría y personalidad. Contrastes también en el exterior con la parte nueva terminada en color gris y unas ranuras en diferentes tonalidades que dibujan la fachada lateral.

Área de conservación del patrimonio

Tal y como explican desde el estudio de diseño encargado de esta reforma, la vivienda está ubicada en una zona de conservación del patrimonio, muy protegida por el consejo de Leichhardt. Se encuentra en una de las pocas pocas calles distrito Inner West de Sidney que todavía mantiene prácticamente original su paisaje urbano, por lo que cualquier alteración parecía hallarse entre la polémica y lo imposible.

Dos plantas añadidas

La casa independiente original resultaba pequeña para convertirse en el hogar de una familia joven con niños, por lo que la única forma de acomodar a sus inquilinos pasaba por añadir estas dos plantas anexas, algo que no existía en esta zona. El estudio de diseño tuvo que negociar con el departamento de planificación de la ciudad, que elevó el proyecto a una reunión de más alto nivel y, finalmente, el alcalde aprobó el rediseño y reconoció que ese tipo de casas antiguas eran demasiado pequeñas como para convertirse en una actual vivienda familiar. El resultado fue preservar la casa existente en su totalidad y añadir la otra parte con un aspecto más moderno.

Para más información visiten: Rolf Ockter Design
Vía: decorablog