sábado, 9 de enero de 2016

Cómo renovar la cocina cambiando la encimera

¿Su cocina necesita un buen lavado de cara? ¿Está anticuada y pasada de moda? Si la respuesta a estas dos preguntas es sí, siga leyendo. Haciendo un solo cambio conseguirá darle al espacio un aspecto totalmente diferente. Hoy le contamos cómo puede renovar la cocina cambiando la encimera.
La cocina es uno de los espacios de la casa que más se usa. Aunque su cocina no sea muy grande y solo la use para cocinar, ya lleva mucho trote diario. Y no le digo si además tiene un pequeño rincón de comedor con una mesa y sillas o taburetes. Sin embargo, hay una idea genial para solucionar el problema: renovar la cocina cambiando la encimera.

El caso es que aunque ya tenga unos años y esté deseando cambiar los muebles, el suelo o incluso el alicatado de las paredes, renovar la cocina es una obra de gran envergadura, con todo lo que ello implica. No solo supone meterse en reformas importantes, sino que para hacerlo necesita un presupuesto considerable.

Pues bien, hoy le traemos una sugerencia interesante que le permitirá cambiar el aspecto de su cocina sin tener que meterse en grandes obras y sin gastarse un dineral. Se trata de sustituir la encimera vieja por una nueva.

Existen muchos tipos de encimera y seguro que encuentra un modelo que va de maravilla con sus muebles de cocina. Tiene muchos materiales, en función del presupuesto que tenga disponible para invertir. Y como además puede cambiar la encimera usted mismo, puesto que no es un trabajo difícil, le puedes ahorrar un dinero.

Elija un buen diseño para renovar la cocina cambiando la encimera
Son tantos los tipos que existen en el mercado, atendiendo al material del que están fabricadas, que elegir la encimera se convierte en una tarea compleja, aunque seguro que puede encontrar una adecuada a sus necesidades y a la cantidad de dinero que puede gastarse.

Si no tiene un gran presupuesto puede optar por una encimera laminada. Estas son las que se componen de un tablero de fibras prensadas que va revestido de una lámina plástica. Su diseño es muy variado, ya que existen un sinfín de modelos que imitan a otros materiales como la madera, el granito, el cuarzo compacto, etc.

Una ventaja es que este tipo de encimeras ya se comercializan con los cantos redondeados y recubiertos con el mismo material que la superficie de la encimera.

Otros materiales que puede elegir son la madera (muy decorativa aunque más delicada), el granito o el mármol (son las más resistentes), el acero inoxidable (muy higiénico, aportan un estilo industrial a la cocina), el cuarzo compacto (formado por cuarzo y otras resinas sintéticas), etc. Todo depende de sus gustos, del uso que le vaya a dar y del presupuesto que quiera dedicar a la encimera.

Cómo cambiar la encimera usted mismo
Lo primero que tiene que hacer si se decide a sustituir usted mismo la vieja encimera por una nueva, es encargar una de la medida adecuada. Cuando ya la tenga, tendrá que desmontar la encimera vieja.

Comience por cerrar la llave de paso del agua para poder desmontar el fregadero. Tiene que desenroscar los latiguillos del agua fría y caliente, y desmontar el sifón de la válvula del fregadero. También tiene que retirar la placa de cocina, que puede que esté sujeta con grapas y con silicona.

El siguiente paso es retirar los embellecedores de la encimera, así como las piezas de unión. Ahora ya puede quitar la encimera, desatornillándola de los muebles de cocina (seguro que está sujeta a ellos con varios tornillos).

Mida y corte su nueva encimera
Una vez retirada la vieja encimera, llega el momento de cortar a la medida la nueva. Puede hacerlo fácilmente si elige un modelo laminado para renovar la cocina cambiando la encimera. Mida el fondo de los muebles de la cocina y deje unos 3 cm más para que la encimera sobresalga un poco. Trace una línea en la encimera nueva y corte por ella con ayuda de una sierra circular. Para hacerlo no se olvide de protegerse con guantes y gafas y de trabajar en un lugar ventilado (tenga en cuenta que el tablero soltará polvillo cuando lo corte).

Ahora tiene que tomar las medidas de los agujeros para el fregadero y la placa de cocina y trasladarlas a la nueva encimera. Marque, compruebe que las medidas son correctas y haga los agujeros con la sierra de calar. Antes tendrá que hacer cuatro agujeros en las cuatro esquinas para poder meter la caladora. Utilice un taladro y una broca de madera.

Instale la encimera y vuelva a colocar el fregadero y la placa

Una vez cortado el tablero que va a ser su nueva encimera, colóquelo sobre los muebles y sujételo por debajo de ellos con tornillos de unos 3 cm de longitud (antes compruebe que no traspasan el grosor de la encimera).

Vuelva a instalar el fregadero y la placa de cocina como estaban, sujetándolos de nuevo con silicona y grapas, y conectando los latiguillos y el sifón de la pila. Termine colocando nuevos embellecedores y remates para la encimera, así como los cantos laterales.

Ya sabe cómo renovar la cocina cambiando la encimera. Una forma sencilla de darle un aire nuevo y renovado.