lunes, 7 de diciembre de 2015

Baldosas iluminadas

Es en los detalles donde se destacan algunas imponentes ambientaciones en relación a otras que carecen de especiales encantos. La iluminación de espacios al aire libre ha ganado un enorme interés entre los principales decoradores internacionales y las compañías fabricantes de nuevos elementos colmados de innovación y originalidad. Indudablemente, las baldosas iluminadas forman parte de la proyección futurista experimentada por los sectores exteriores del hogar.

Dispuestos para ser aplicadas en distintas mamposterías, pavimentos y caminos en general, estas nuevas piezas proveedores de iluminación independiente están causando furor basadas en su hermosa exposición y el especial encanto con el que acompañan a cada paso.
La disponibilidad de colores permite que las baldosas iluminadas ofrezcan una gran diversidad de posibilidades. Dependiendo del lugar en que se quieran colocar, al contar con distintas tonalidades, beneficia rotundamente la concreción de las ideas iniciales del aspecto que se quiete lograr.
Al no precisar de cableados, las baldosas iluminadas potencian aún más sus virtudes, evitando así tediosas instalaciones o gastos generados por la contratación de un electricista.
El sistema de baldosas iluminadas, disponible en seis colores distintos, funciona gracias a células fotovoltaicas que se encargan de acumular luz solar, la que proyectan en tenues brillos durante la noche.
La fabricación es realizada con la integración de dos materiales esenciales: cerámica y vidrio. De acuerdo a lo informado por algunas compañías que han comenzado a producirlas, en poco tiempo estarían disponibles en diferentes tamaños y formas, ampliando mucho más las posibilidades de integración de las baldosas iluminadas a los espacios verdes o sectores urbanos carentes de una buena iluminación.
Otros sistemas con iluminación LED están también tomando forma y disponiéndose a un inminente lanzamiento comercial en los próximos meses; confirmando la importancia de la tendencia que apunta a la futura eliminación de los clásicos cableados; algo que solo podrá comprobarse con el paso del tiempo.

Vía: Decoracionia