lunes, 7 de diciembre de 2015

Alfombras marroquíes

Las alfombras marroquíes son un tipo de estilos de alfombras muy versátiles gracias a su diseño simple casi abstracto hacen que estas alfombras se vean increíbles en casi cualquier estilo de su hogar, tanto al estilo tradicional como al estilo moderno.

Estas alfombras marroquíes se remontan a la época paleolítica y desde entonces se han tejido sobre todo para la necesidad y el uso práctico en lugar de su uso como un objeto decorativo. Actualmente se han convertido en la elección de alfombras para muchos diseñadores, así como los consumidores.
Aunque esta tendencia de diseño interior parece nuevo y emocionante, es mayor de lo que nadie se imagina, se están poniendo de moda, son alfombras marroquíes que marcan una época.
Existen una gran variedad de colores, tamaños, texturas y grosor, todos vienen hechos con unos tejidos suaves, cálidos, energéticos e inusuales.
Por lo general el color neutro, o los patrones de diamante dibujado en algunas de estas alfombras marroquíes, crean un contrapunto perfecto para un mobiliario de líneas puras y suelos lisos, se mezclan muy bien con la mayoría de los estilos arquitectónicos.
Las alfombras marroquíes ciertamente demuestran que sus símbolos tribales y sus decoraciones etnográficos crean un toque moderno a su hogar. Son infinitamente más lujosas y textuales, estos diseños marcan una buena dosis de historia y un encanto etnográfico mezclado con detalles abstractos irresistibles.
Estas alfombras además de ser tan modernistas y simplistas, tanto en el color como el diseño, tienen unos precios más económicos que la mayoría de otros estilos de alfombras antiguas o de época.
Las alfombras marroquíes son generalmente tejidas a mano, es una fantástica manera de crear un ambiente luminoso y acogedor en su hogar y un accesorio perfecto para el suelo de cualquier habitación, como para su sala de estar, su comedor o para los dormitorios.

Alfombras marroquíes en la habitación de sus hijos

Para las habitaciones de sus hijos hay varios colores y estilos que puede elegir, dependiendo de la decoración infantil de la habitación, incluso también un color blanco sería perfecto.

Puede pensar que una alfombra blanca en el cuarto de los niños, no es la mejor decisión, pero la lana de este tipo de alfombras son muy gruesas y extremadamente resistente a las manchas, se pueden lavar y secar al sol.

Estas alfombras además de utilizarlas para cualquier lugar del hogar, pueden ser también utilizadas como piezas de transición, dando una sensación de juventud y caprichosa a cualquier tipo de decoración.

Vía: Decoracionia