domingo, 1 de noviembre de 2015

The Nike Studio en Beijing. De galería de arte a tienda-gym.

El equipo de arquitectura Coordination Asia ha transformado una antigua galería de arte en un espacio para el entrenamiento. The Nike Studio es un espacio de 1.200 m² convertido en toda una experiencia en torno a las ideas del infinito y del empowerment, a través de displays de producto, de la oscuridad y de zonas de entrenamiento intenso.

Tilman Thürmer, CEO del estudio de diseño Coordination Asia, cuenta que le resulta “muy divertido trabajar con Nike de nuevo, dado su fuerte enfoque al diseño y atención al detalle. The Nike Studio en Beijing ofrece algo más que una sesión de entrenamiento o la oportunidad de mostrar los últimos productos, los visitantes tendrán una experiencia totalmente inmersiva, y saldrán sintiéndose más en forma, más rápidos y más motivados.”

La exposición del producto

La exposición de los productos Nike se han tratado como si fueran obras de arte. Partiendo de la transparencia y la ligereza, las colecciones de invierno de 2015Flash Pack y H015 se muestran dentro de una habitación blanca, con calzado, ropa y chaquetas cuidadosamente dispuestas flotando, paneles lineales y cabinas con espejos.

Otra característica de la colección expuesta en The Nike Studio es la serie ZOOM. Estos elementos están instalados en hileras de pantallas LED semi-transparentes, con las zapatillas y chaquetas flotantes contra el telón de fondo iluminado. La atmósfera creada con la palabra FAST, incluye negrita, gráficos animados e información detallada del producto.

Adentrándonos en otra zona del espacio se llega a IAAF, donde se exponen las equipaciones nacionales de China, el Reino Unido, EE.UU, Kenia y Alemania dentro de contenedores altamente reflectantes. Los trajes se ven como si estuvieran siendo usados ​​por un cuerpo invisible, y están enmarcados en rojos y blancos brillantes.

El entrenamiento

Como parte de la experiencia en este peculiar gimnasio, los atletas pueden participar en las sesiones de entrenamiento. Dichas sesiones se realizan en estudios casi totalmente negros que crean un fuerte contraste con los espacios expositivos, que flotaban libremente sobre blanco.

Estas habitaciones son oscuras, con puertas correderas de espejo que se pueden cerrar para ayudar a la gente con la concentración y la conexión con el espacio y el entrenamiento. En los vestuarios se puede parar y recargarse, con armarios y baños, con frases como Don’t dream of it, train for it estampadas en las paredes para ayudar a motivar a los atletas.

Para más información visiten: Coordination Asia
Vía: diarioDESIGN