domingo, 29 de noviembre de 2015

Techos a rayas

Las rayas, los lunares y los círculos han estado en tendencia para los diseñadores de moda en los últimos meses.

Pero su última propuesta, bastante innovadora, son los techos a rayas; considerando que el techo es una parte de la habitación que se olvida frecuentemente, sin duda es utilizar un espacio más de decoración para darle un aire de modernidad y sofisticación a cualquier estancia.
Techos a rayas
Quizás pueda parecer una propuesta arriesgada innovar de esta manera; sin embargo los techos a rayas no son algo difícil de lograr siempre y cuando se cuente con una estancia con techo más o menos alto y de espacio mediano, por lo menos, así lograremos que los techos a rayas luzcan mucho y le den un aire diferente y moderno a todo el espacio.
Pueden ser rayas de dos colores, rayas de muchos colores, un tono claro y otro oscuro, blanco y negro por ejemplo, incluso puede alargarse hasta las paredes. Cualquier estilo que sea el elegido los techos a rayas hablan de una casa elegante, moderna y atrevida.
La razón de por qué optar por los techos a rayas es que el hecho de dejar el techo en blanco se considera algo que ya pasó de moda; sin embargo, elegir colores sólidos puede hacer que el espacio se vea demasiado chico (más que con techos a rayas) y es fácil que se convierta en una estancia agobiante. Por ello, mejor optemos por esta opción que se encuentra a medio camino entre el agobio y la luminosidad.
Recomendaciones
Para poder lucir unos techos a rayas es importante que todo lo que se encuentra en esa habitación combine entre sí. Podemos elegir colores a repetir en alfombras, cobertores, cojines o cortinas, por ejemplo, lo ideal es tomar 3 colores que se repetirán en toda la habitación por medio de muebles, telas, accesorios, etc.
Una buena opción es que los techos a rayas continúen en las paredes, esto conseguirá un efecto de crear más altura para su habitación.
Para estancias pequeñas colores claros, esto le dará luminosidad a su decoración y le ayudará a que se vea como un espacio mucho más amplio.
Las mejores habitaciones para colocar este estilo es en la de invitados, la de niños o la de ocio; fuera de esto, a menos que tenga cuartos realmente espaciosos puede no quedar tan bien como esperaba. 

Evalúe su espacio antes de pintar.

Considere la decoración existente. Si el estilo es recargado, por decir un ejemplo, lo mejor es optar por rayas gruesas en colores bastante neutros como negro y blanco para que no recargue de más la habitación. Lo mismo aplique para las habitaciones o cuartos que tengan un exceso de objetos en ella, tenga cuidado para no recargar el estilo.

Vía: decoracionia