jueves, 19 de noviembre de 2015

Savvikos: simplicidad y tradición en la grill house más antigua de Tesalónica.


La cadena de restaurantes Savvikos es una de las más populares “grill houses”, parrillas, de Tesalónica. Para fortalecer su imagen de marca y aumentar su presencia en varias ciudades griegas, han encargado al estudio de diseñoArchitecture in Concept encabezado por Minas Kosmidis una remodelación completa basada en la tradición y la simplicidad.

La completa reforma se ha llevado a cabo con el objetivo de crear un interior de más calidad y más agradable a los clientes buscando la perfecta correspondencia con la calidad de la comida y el servicio que proporcionan en el restaurante. Como seña de identidad Savvikos se centra en la escogida selección de sus ingredientes, por lo que los materiales cuidadosamente seleccionados se convierten en la clave del diseño para mantener un sabor tradicional combinado con elementos de la más exquisita modernidad. En la cocina y el espacio.
Usando principalmente materiales naturales o en su forma primaria, eliminando cualquier tipo de florituras o excesos, el local se ha decorado con sencillez a través de paneles de madera y suelos de mosaico, que hacen además referencia al carácter griego y la tradición mediterránea. Otros materiales escogidos son el cemento y la baldosa blanca, que aportan un plus de carácter.
Los cuatro materiales, en definitiva, están colocados para rescatar recuerdos y aportar un toque de atención para volver a disfrutar de los hábitos alimenticios y la slow food del pasado en nuestro modo de vida moderno.

En cuanto a la iluminación del restaurante, Kosmidis ha optado por lámparas hechas a medida que generan intrigantes sombras en rojo y negro, haciendo referencia al carbón y el fuego, la manera clásica de cocinar. Se han dibujado ilustraciones de gran tamaño que simulan la granja posesión del abuelo (Savvikos, en griego), que se descomponen y desintegran gradualmente a medida que varían sus ocupantes, manteniendo eso sí sus principios y valores. Un pequeño guiño humorístico que pretende pasar desapercibido para no olvidar la verdadera razón por la que visitamos el asador: una buena comida hecha a la manera griega de verdad.

Para más información visiten: Minas KosmidisSavvikos
Vía: diarioDESIGN