viernes, 27 de noviembre de 2015

Estilo folk en decoración


El estilo folk se ha apoderado de las pasarelas y, por qué no, también de la decoración.
Actualmente la decoración folk es toda una declaración de moda que ha logrado crear un entorno cálido y alegre donde podemos refugiarnos.
Le decimos más sobre la decoración folk, un estilo alegre, original y dinámico.
Decoración folk
Si es un viajero frecuente sin duda la decoración folk es para usted, pero aunque no sea así puede incorporarla si le interesa tener un estilo juvenil, acogedor y muy original en su hogar.
Este tipo de decoración recuerda al estilo que predominó en los años 70, bohemio y relajado, muy eclético con una integración de nuevos estilos y diferentes culturas.
Características
La principal característica de la decoración folk es el color. Utilice colores vivos y mezcle sin temer, puede utilizar naranja, amarillo, rojo, fucsia, azul, verde, blanco, etc., pero todos colores que llenen de alegría y dinamismo el ambiente; una excelente manera para incorporar los colores en su decoración folk es por medio de pequeños detalles como cojines o estampados. Puede forrar sus sillones o algunos muebles con un estampado geométrico o floral de colores vibrantes.
Generalmente la decoración folk resalta de mucho mejor manera si se combina con paredes neutras, de esta forma el énfasis de los accesorios no recarga la habitación y crea un estilo más tradicional que no agobia. Claro que puede optar por los contrastes, en este caso le recomendamos accesorios de colores vibrantes, pero sin estampados y paredes con empapelado de motivos florales o geométricos.
Lo mejor es la mezcla de colores, estampados, texturas, etc. Puede ayudarse del patchwork como en las alfombras patchwork para lograr este motivo eclético donde tiene estilos diferentes en un mismo lugar. O puede combinar crochet, punto de cruz, bordados rústicos y estilos artísticos. Recuerde que los empapelados también son una opción.
Sobre todo haga énfasis en lo artesanal, consiga colchas, cojines, cortinas, toallas, muebles viejos de la familia o muebles comprados en algún pequeño mercado. Si se ven desvencijados (y sigan siendo funcionales) no dude en incorporarlos a su decoración folk, lucirán muchísimo.
Una recomendación muy conocida es destacar su vajilla, si consigue mezclar copas, vasos, platos y cubiertos de distintas vajillas y estilos sin duda estará abrazando la decoración folk en su máxima expresión. Con esto le dará un guiño a sus invitados de que abraza el estilo ecléctico sin discriminación.
Aproveche los motivos como los flecos, el cuero y las flores, además de haber inundado el mundo de la moda la decoración folk se aprovecha de ellos para crear este estilo desenfadado y juvenil.

Vía: decoracionia