viernes, 13 de noviembre de 2015

Abyssinia, la última colección de PET Lamp hecha en Etiopía.


La última colección de PET Lamp está estos días por Barcelona. El diseñador Álvaro Catalán de Ocón avanza en su singular proyecto de crear series de lámparas únicas, barajando dos conceptos: ecología y sabiduría artesana local.

Las lámparas Abyssinia ya fueron presentadas este año en el espacio Rossana Orlandi durante la semana del mueble de Milán, llevando hasta Italia la artesanía de Etiopía. Tal y como anteriormente había hecho con las PET Lamps de Colombia y Chile.
El diseñador promueve la recuperación de botellas de plástico, evitando que se conviertan en desecho, y las recicla como cabezal de lámpara. Las pantallas son realizadas manualmente por colectivos locales de distintos lugares del mundo, que aportan su maestría artesanal y técnicas propias.

En esta ocasión colabora con el taller artesano de Salem Kasshun, de Adís Abeba. Destaca el gran formato de las pantallas, hasta 70 cm de diámetro y la tradición cestera colorista de “espiral”, basada en el entramado de hierbas y hojas de palma secadas. Cada motivo decorativo es distinto y lo decide la artesana que entreteje la pantalla. El papel protagonista que Álvaro Catalán de Ocón concede al artesano se refleja también en los retratos de cada autora con su lámpara, además de las propias piezas producidas.

Álvaro pertenece a una generación de jóvenes diseñadores conscientes de la saturación productiva de nuestra sociedad, a la vez llena de déficits. Pone el foco en dar nuevos usos, completar y resignificar los objetos que nos dan servicio. Sus acciones tienen un sello inequívoco de concienciación ecológica. A la vez revaloriza el saber popular de lugares y países muy diversos, cuyos artesanos suelen quedar fuera del circuito comercial internacional. Con sus proyectos los involucra plenamente.

Para más información visiten: PET LampAlvaro Catalán de Ocón
Vía: diarioDESIGN