sábado, 31 de octubre de 2015

Estilo chino en decoración

Las tendencias orientales están más de moda que nunca: en nuestro vestuario, en nuestra mesa e incluso en la decoración de la casa. Y es que Oriente tiene un encanto irresistible y una cultura tan rica como diversa.
Estampados orientales, prints de flores, muebles tradicionales en madera maciza que respiran historia… El estilo oriental da el salto a la decoración de la casa y no hemos querido dejar pasar la oportunidad de compartir con usted las mejores claves de este estilo. Prepárese para un viaje inolvidable por la decoración de estilo chino.
Colores en la decoración
Si algo caracteriza a la decoración china es la explosión cromática que protagoniza las habitaciones. Triunfan los contrastes de colores como el rojo, los tonos tierra, el amarillo y el ocre. Tonalidades que debemos combinar con cierta armonía para lograr un elegante equilibrio cromático.
En cuanto a muebles se refiere, en la decoración de estilo chino triunfan sobre todo los muebles en colores oscuros como el negro y el marrón. Los muebles en estas tonalidades visten el ambiente con personalidad y carácter. Sin embargo, si optamos por decorar las habitaciones con este tipo de muebles, conviene escoger una paleta de color más clara para evitar que la estancia parezca demasiado oscura y pequeña.

Muebles tradicionales

Otro aspecto que debemos considerar son los materiales. La madera maciza es protagonista de estos ambientes y está presente en muebles tan característicos de este país como el tradicional armario chino. Estos armarios chinos de boda eran la pieza central de la dote de la novia. Un mueble con historia que da el salto a la decoración de la casa en una gran variedad de colores, como el blanco, el rojo, el azul…

Un estilo inconfundible que podemos incorporar a cualquier habitación de la casa para dar una pincelada oriental a nuestra decoración. En el recibidor, en el salón, en el dormitorio e incluso en el comedor.

Jarrones, vasijas, juegos de té…

Los pequeños accesorios también son grandes aliados para dar sutiles toques de estilo oriental a una habitación. Por ejemplo, con jarrones elaborados en cerámica y con delicados motivos florales. Así como vasijas, juegos de té y paneles decorativos para vestir la pared con un irresistible toque chino.

Otro detalle muy importante en la decoración de estilo chino son las plantas y flores. La naturaleza adquiere un protagonismo especial en estos ambientes, por lo que no deben faltar en ningún rincón de la casa. Floras naturales en jarrones y macetas, o bien estampadas en cerámica, textiles, madera

El toque artístico viene a cargo de las pinturas con motivos orientales tales como paisajes naturales, referencias a esta cultura, letras chinas… Todos estos detalles nos ayudan a decorar las habitaciones con un toque oriental pero sin recargar demasiado el ambiente.

Por lo tanto, le recomendamos que opte por pequeños detalles de estilo oriental para lograr una decoración armoniosa. Y es que otro rasgo característico de esta decoración es el orden.

Orden y equilibrio

Y por supuesto, también debemos hacer una mención especial al Feng Shui. Un arte milenario que busca conectar a las personas con su entorno y con la energía, creando espacios en armonía, ayudándonos para ello de las formas, los muebles, los colores, los materiales…

La idea es buscar un cierto equilibrio en la decoración, por lo que no debemos recargar demasiado los ambientes. Y en la práctica, ¿esto cómo se aplica? Por ejemplo, las formas onduladas y redondeadas transmiten mayor serenidad y los colores suaves favorecen la tranquilidad.

Vía: Decorablog