martes, 9 de junio de 2015

Dynamic Glass: ventanas con vidrio inteligente



Las ventanas son los puntos de mayor debilidad de los edificios, pues permiten las mayores pérdidas y ganancias de calor, pero también la entrada de luz natural, y el contacto visual con el exterior a las personas que viven y trabajan dentro. Hasta ahora, nos hemos adaptado a los movimientos del sol utilizando cortinas, persianas, o mediante elementos externos colocados en la fachadas, la mayoría de las veces fijos, pero con las ventanas Dynamic Glass se solucionan muchos de estos problemas, pues hacen uso de un vidrio inteligente que se oscurece.

Este método es un paso más en la evolución del vidrio en la arquitectura, pues ofrece cuatro estados de tintado diferentes, con el fin de reducir las ganancias de calor y el resplandor excesivo, todo ello sin impedir la visibilidad a través de la ventana. Las de Dynamic Glass son de doble o triple acristalamiento, pero a una de ellas se le aplica un revestimiento electrocrómico en una de sus caras, siendo capaz de reducir hasta en un 90% las ganancias por radiación solar. Edificios con este tipo de protección son capaces de reducir en un 20-30% sus necesidades energéticas.
Los ocupantes del edificio tendrán la posibilidad de dejar que el vidrio inteligente decida por sí mismo qué grado de tintado utilizar (basado en las condiciones externas), o bien controlarlo manualmente desde un dispositivo móvil (conectado a internet), o desde un panel de pared. También es posible establecer una programación, con el fin de ajustar las fachadas de un edificio a diferentes horas del día, de tal manera que con el movimiento del sol (o los cambios del clima) unos algoritmos se encargan de ajustar la opacidad de las ventanas.
Es evidente que un edificio que tenga instaladas en sus ventanas este tipo de vidrio, va a ser más eficiente, por eso la solución de Dynamic Glass está orientada a conseguir una integración sostenible, consiguiendo que los espacios interiores estén en todo momento optimizados, pudiendo utilizarse en estrategias encaminadas en conseguir objetivos de energía-cero. Por estos motivos, el uso de este vidrio inteligente puede otorgar hasta 28 puntos en la certificación LEED.
En el siguiente vídeo se explica cómo funciona, aunque a decir verdad no se pone interesante hasta el minuto 1:30.
Las ventanas inteligentes Dynamic Glass son un producto de la compañía View.

Para más información visiten: View