viernes, 20 de febrero de 2015

Suelos industriales resistentes

Algunas obras y mejoras del hogar suponen una inversión de dinero, de tiempo y de esfuerzo bastante importante. Así que antes de dar el paso definitivo, debemos trazar un plan muy detallado en nuestra mente sobre todo lo que queremos realizar.
Un buen ejemplo es la instalación de suelos que es una decisión muy importante. Desde aquí queremos echarle una mano, presentándole los suelos industriales más resistentes. No piense en ellos solamente para oficinas, superficies comerciales o garajes, porque el suelo industrial también puede ser una buena solución para el hogar. Especialmente ahora que está tan de moda la decoración industrial.
Características y ventajas
Antes de nada, debemos tener bien claro qué son los suelos industriales. Por sus características, este tipo de pavimentos están pensados para aquellos lugares my transitados, tanto por personas como por vehículos.
Por lo tanto, los pavimentos industriales ofrecen una gran resistencia y durabilidad, y se adaptan a todo tipo de actividades y también a ambientes con un frenético ritmo de vida. Por si fuera poco, estos suelos apenas exigen mantenimiento.
Así que todas estas ventajas convierten a los suelos industriales en la opción preferida de muchas empresas de sectores como la mecánica, la logística y la electrónica, entre otras. Sin embargo, en muchos hogares también se empiezan a utilizar este tipo de suelos, que son la solución ideal para determinadas zonas de la casa como el garaje, así como apartamentos con una decoración de estilo industrial.
Ahora bien, ¿qué tipo de pavimentos industriales existen en el mercado actual? Este tipo de suelos están disponibles en una amplia variedad de diseños que ofrecen soluciones a medida para adaptarse a todo tipo de necesidades. Por lo que además de resistencia y durabilidad, los suelos industriales también pueden ser muy decorativos.

Tipos de suelos industriales
¿Ya sabe qué tipo de pavimento quiere? Hay que tener en cuenta la empresa que vamos a contratar para instalar nuestro suelo. Pero en términos generales, podríamos establecer los siguientes modelos de suelos industriales:
Pavimento compacto: Este tipo de suelo es uno de los más completos. Se trata de un revestimiento bastante uniforme y liso para suelos de hormigón en ambientes de interior.
Pavimento de cuarzo con color: Un suelo de hormigón rugoso que también se suele emplear en zonas de interior.
Pavimento Composol: Puede ser liso o rugoso y se emplea generalmente en aparcamientos y en zonas de almacenamiento industrial.
Pavimento Mortero seco: Es un suelo ligeramente rugoso que ofrece una gran resistencia incluso ante la presencia de determinados productos químicos.
Estos son algunos de los modelos de suelos industriales que ofrecen actualmente las empresas especializadas en este tipo de pavimentos, como es el caso por ejemplo de la empresa Composan Industrial.
Aunque existen otras alternativas que se alejan un poco de los suelos industriales que están destinados a fábricas y grandes superficies dedicadas a la industria, la logística…

Pavimentos industriales para la casa

Algunas empresas también ofrecen pavimentos industriales más adaptados a salas de recreo, espacios públicos y también para el hogar. Se trata de pavimentos modernos que aprovechan a su vez las características y las ventajas de los suelos industriales.

Estos pavimentos también pueden ser una buena solución en sótanos, en cocinas o en el garaje de la casa. De esta forma, logramos unos ambientes increíblemente resistentes y duraderos, a la vez que funcionales, seguros, fáciles de limpiar y decorativos.

Y ahora que la decoración industrial triunfa en nuestros hogares, estos suelos pueden ser una buena elección. Decoraciones con muebles envejecidos, decapados, desgastados, superficies metálicas, aires vintage, líneas rectas y sobrias, un buen uso de la luz natural, y colores minimalistas como el blanco, el gris y el negro son algunas de las claves del estilo industrial en el hogar.

Vía: Decorablog