martes, 3 de febrero de 2015

Lucky Penny por Biasol Design Studio

Descripción de los arquitectos. Lucky Penny se encuentra en el corazón de Chapel Street, South Yarra, uno de los más prominentes sectores de moda en Melbourne. El café comenzó a planificarse a mediados del 2014, después de que uno de los propietarios encontrara, por casualidad, un centavo en el suelo. Este momento fortuito no sólo dio su nombre a la cafetería, sino también desencadenó una serie de acontecimientos que llevaron a la hermosa sede a abrir sus puertas.

Como un proyecto de arquitectura de interiores, Lucky Penny era desafiada por la reputación de Chapel Street como circuito de moda. Biasol Design Studio necesitaba romper cualquier presunción preexistente que el local hubiese tenido, generando un café que se destacara entre las tiendas de retail. "Tuvimos que diseñar un interior que fuera modesto y humilde, pero lo suficientemente poderoso para desafiar las percepciones locales", argumenta Jean-Pierre Biasol.
El lugar transmite una sensación hogareña, junto con una influencia escandinava. El uso de materiales auténticos y originales que fueron expuestos y preservados durante la construcción, así como la adición de paredes recuperadas de ladrillo y maderas. Pisos de madera desteñida, techos con paneles blancos, grises pálidos, tejidos y cueros, todos suman y proyectan la interpretación moderna escandinava de lo vintage.
El diseño captura un equilibrio contemporáneo, combinando lo vintage con lo moderno. Construida a partir de maderas recuperadas y erosionadas de origen local, la barra principal de la cafetería está alineada con colgantes de metal gris, y acompañada de espacios de estanterías para la exposición de conservas caseras. Mesas altas y zonas verdes de Pop Plant corren a lo largo de la pared principal junto a la barra; un desorden controlado ofrece la sensación de relajación y comodidad; mientras que lámparas colgantes de escritorio crean intimidad en toda la zona del comedor principal.
El mobiliario de Lucky Penny es sobre todo hecho a mano y diseñado por Biasol Design Studio. Taburetes Tre Mezzo diseñados para el estudio por Mezai, están ubicados alrededor del espacio, junto con las sillas Ironica, hechas a encargo por Ton. Una consideración clave era maximizar el espacio de mesas, por lo que los menús de cuero marrón hechos a mano y los ganchos para revistas, fueron diseñados y colocados para sentarse a lo largo de los colgadores de abrigos de madera pálida en la pared principal de ladrillo. Como explica Jean-Pierre: "Queríamos crear un espacio que se sintiera acogedor y familiar, donde lo vintage fuese igualmente equilibrado con un toque escandinavo moderno".

Para más información visiten: Biasol Design Studio