sábado, 7 de febrero de 2015

Clínica Gómez Bravo por Iván Cotado Diseño de Interiores

Descripción de los arquitectos. El diseño de una clínica de cirugía plástica estética conlleva, de por sí, ciertos retos inherentes a este sector profesional, aparte, claro está, de los que plantea el propio diseño interior del espacio. Plástica y estética, dos atributos que comparten ambas disciplinas, se ven reflejados en esta clínica con una marcada escenografía futurista que enfatiza la disposición del Dr. Gómez Bravo a utilizar la vanguardia tecnológica en su profesión.
Con precisión quirúrgica se pretende crear un espacio que favorezca la imaginación, un lienzo que acompañe el desarrollo creativo en el trabajo diario. Sinuosas curvas, homogeneidad cromática y una cuidada iluminación sin sombras nos provocan acogedoras sensaciones de naturalidad, pulcritud y discreción. Aspecto este, la discreción, especialmente cuidado en un espacio de este tipo. Buen ejemplo son los vidrios que se vuelven totalmente opacos con solo apretar un botón para garantizar la intimidad del paciente/cliente.
Se evitan «cicatrices constructivas» con un techo tensado que ilumina armoniosamente la totalidad del espacio. Se vela por la tranquilidad y cercanía al paciente evitando aristas y elementos cortantes o estridentes. Se esconden las impresiones artificiales; las instalaciones de climatización, música ambiente o iluminación, evidentemente están, pero no se ven.
Se soluciona la confrontación doctor-paciente eliminando toda disposición jerárquica. Gracias a una mesa de despacho colgante se eliminan barreras, se consigue que el doctor no se siente frente al paciente, sino con el paciente, evitando así el estrés típico de ciertas disposiciones. Situación que se extiende a un sofá en ángulo que mantiene los mismos elementos curvos de la mencionada mesa y el resto del diseño.
Para no perder la compañía del personal en el único lugar donde este no puede acceder, el baño, llevamos el logo de la clínica a la parte superior del lavabo, y mantenemos las curvas que marcan el diseño, y la profesión.
La tecnología, otro aspecto clave en esta intervención, se pronuncia en la sala de espera, donde se lee en iPads y se observan proyecciones flotantes en un ambiente declaradamente futurista. Un detalle que contribuye, además, a subrayar la marca comercial y el branding del negocio.

Para más información visiten: Iván Cotado Diseño de Interiores